«Perro Vaca»: parecía callejero, pero engañó a toda una ciudad

Perro Vaca en la Universidad de Rosario. Foto/ Twitter

Lo llamaban «Perro Vaca»; pulula en los espacios de la facultad de derecho de la Universidad de Rosario, en Argentina, le daban comida y lo consentían, pero ocultaba un gran secreto.

Todo se descubrió en las redes sociales, una tuitera lo contó; «Perro Vaca» la mascota de la «facu» era conocido por pedir comida a estudiantes, profesores y visitantes del campus; todos caían rendidos ante sus encantos y cara de lástima.

«No sabemos como hace pero cursa todas las materias. Siempre está, pidiendo comida y seduciéndote con sus encantos, haciéndose el callejero y desahuciado», publicó la usuaria @manadigiur.

Perro Vaca. Foto/ Twitter

«Es tan buen estafador, estratega y manipulador que pudo engañar al profesor mas prestigioso e inteligente de toda la facultad: Ciuro Caldani», contó la tuitera, para explicar que Perro Vaca parece un perro callejero, que está acostumbrado a pedir comida.

Pero la verdad es que fue descubierto una noche, cuando lo vieron en las calles de Rosario con otro perro, su respectiva cadenita… y su ¡dueño!, sí, su dueño. Perro Vaca se llama Blanqui, vive en un apartamento de la ciudad, duerme en un sofá, está vacunado y hace poco fue operado.

La sorpresa fue colectiva; y es que desde hace mucho tiempo el perro recorre los espacios de la universidad, hasta los fines de semana se acerca a los lugares donde está seguro encontrará a los estudiantes que sabe, le dan comida.

«Pero Perro Vaca nunca se detiene: los fines de semanas sigue estafando gente, y como no puede hacerlo en su lugar habitual se dirige a donde vamos los estudiantes de derecho los findes: el parque España. Y continua con su acting de perro callejero», publicó la tuitera.

Perro Vaca en el campus. Foto/ Twitter

El dueño de Blanqui reveló que el perro se acerca hasta la carnicería cercana a la universidad a hacer lo que mejor sabe, dar lástima. Se queda en la entrada hasta que le den algo de comer; incluso dijo que el perro no se va hasta que no le den comida.

PERRO-VACA-3
Blanqui con su dueño. Foto/ Twitter

El perro sigue yendo hasta la universidad; ya todos saben su verdad, pero sigue recibiendo no solo afecto, sino alimentos. Es querido ahora el doble pues son muchos los que a raíz de la publicación lo han buscado en las calles de Rosario para tomarle fotos.

El hilo de la verdad

Para ver el hilo original puedes darle a continuación; no te pierdas los detalles de esta encantadora historia.

Ofrecen casi un millón de dólares por ubicación de Santrich

Miley Cyrus: Todavía me atraen mucho sexualmente las mujeres