Presidente moldavo derogó decreto sobre la disolución del Parlamento

disolución Parlamento
Ígor Dodon, presidente de Moldavia

El presidente de Moldavia, Ígor Dodon, derogó este martes el decreto sobre la disolución del Parlamento firmado el domingo por el primer ministro del anterior Gobierno, Pavel Filip, declarado presidente en funciones por el Tribunal Constitucional (TC).

«Derogué el decreto firmado por Pavel Filip sobre la disolución del Parlamento y la fecha de elecciones anticipadas», afirmó Dodon tras la reunión del Alto Consejo de Seguridad, según la agencia Interfax.

«Un primer ministro en funciones no tiene derecho a asumir las responsabilidades de un presidente, y antes de firmar este decreto era obligatorio realizar consultas con las fracciones parlamentarias, y estas no tuvieron lugar», explicó.

El pasado sábado, tres meses después de las elecciones parlamentarias del 24 de febrero, el prorruso Partido Socialista de Dodon y el bloque derechista proeuropeo Acum consiguieron finalmente formar Gobierno.

El domingo el TC decretó el cese de Dodon, declaró ilegal al nuevo Gobierno y designó presidente interino a Pavel Filip, del Partido Democrático de Moldavia (PDM) y primer ministro del Ejecutivo anterior.

Filip decretó inmediatamente la disolución del nuevo Parlamento y anunció elecciones parlamentarias anticipadas para el 6 de septiembre.

El nuevo Gobierno acusó al TC de estar controlado por el oligarca y líder del PDM, Vladimir Plahotniuk, y se niega a acatar sus decisiones, al igual que Dodon.

Por ello, Moldavia vive desde el pasado sábado una grave crisis política con dos gobiernos paralelos que enfrentan a los principales partidos del país, sin que de momento se advierta una salida, reseñó EFE.

Este martes el TC instó a todas las partes a respetar y cumplir sus decisiones, porque «ningún objetivo político puede justificar el irrespeto y los ataques a la única autoridad legítima de la jurisdicción constitucional, ignorando los valores constitucionales de la supremacía de la ley y la democracia».

No obstante, el nuevo Gobierno cuenta ya con el apoyo de Estados Unidos y Rusia, y la Unión Europea (UE) también ha valorado la formación de una alianza gobernante.

Además, afirmó su disposición a trabajar con las nuevas autoridades «en base al apego mutuo a las reformas y principios básicos fijados en nuestro Acuerdo de Asociación».

Este martes, emitieron una declaración conjunta las embajadas de Francia, Alemania, Polonia y Suecia en Chisinau, que refrendan el apoyo al nuevo Gobierno.

Posteriormente también Suiza se sumó a esta posición.

Un Vargas, miles de Carujos

La Mariposa: símbolo de destrucción, entre rituales religiosos y falta de mantenimiento