Cómo la Dgcim sembró el terror en el coronel Mejías Laya y su familia

Foto cortesía Punto de Corte

La historia del coronel (Ej) Johnny Rafael Mejías Laya fue publicada por la periodista Sebastiana Barráez a través de una nota publicada en Punto de Corte.

Sebastiana Barráez narra que el pasado 30 de enero funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ingresaron al Comando Logístico Operacional (Colop) del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb con el propósito de llevarse detenido al coronel Johnny Rafael Mejías Laya.

«Fue la primera consecuencia de la detención del coronel retirado (GNB) Oswaldo Valentín García Palomo, acontecida el día previo, 29 de enero. Así empezó una larga lista de torturas, de violaciones a sus derechos humanos y de denegación de justicia del alto oficial del Ejército», describió.

Sostuvo que los cuerpos de inteligencia no daban información sobre dónde ni por qué estaba detenido y esa misma noche la familia Mejías recibió la presencia de varios funcionarios de la Dgcim, quienes allanaron su vivienda con armas largas y en medio del terror de las dos hijas menores del matrimonio, de 6 y 13 años, que aun hoy tratan de superar el trauma psicológico y la depresión.

«Los uniformados destrozaron lo que encontraron a su paso. Pero no fue la única vez, volvieron dos semanas después a repetir la acción, mientras la vivienda estaba sola mientras en el tribunal se llevaba a cabo la audiencia de presentación».

Para leer la nota completa pulse aquí

Usar Whatsapp podría mejorar la salud mental

¡Aunque se vista de seda! Christian Cueva orinó delante de todo el mundo