CEV: fue un acto cruel quitarle a la familia el derecho de velar a Acosta Arévalo

FOTO: KERVIN GARCÍA MANNILLO

La directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) rechazó la manera en que el régimen de Nicolás Maduro se adueñó del cuerpo del capitán de fragata, Rafael Acosta Arévalo, enfatizando que privaron a su familia de «la posibilidad más íntima que todos hemos experimentado cuando perdemos un ser querido».

El Monseñor, Jesús González de Zárate, manifestó que fue un acto «cruel» no haber permitido que la familia del capitán observara «lo que quedó» de su cuerpo «cuando ya ha partido de este mundo».

El cuerpo del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, muerto hace 12 días cuando se encontraba en prisión y bajo custodia del régimen de Nicolás Maduro, fue inhumado este miércoles por orden de un tribunal de Caracas, informó el abogado de la familia, Alonso Medina Roa.

González ofreció la declaración durante una rueda de prensa este jueves, en ocasión de la CXII Asamblea Plenaria Ordinaria de la CEV.

¡Auxilio, llegaron las vacaciones!

Cuando la tristeza se disfraza de rabia