¡En el limbo! Gleubis Sánchez espera audiencia mientras se debilita su salud

FOTO: ARCHIVO

El 7 de julio se cumplieron dos años desde la detención de Gleubis Sánchez, uno de los implicados en el caso de Óscar Pérez. Sus familiares imploran que su expediente sea atendido para que se determine la presunta inocencia y pueda recuperar su libertad plena.

A Sánchez lo detuvieron por haber participado en el rodaje de la película Muerte Suspendida, en la cual se desempeñaba como productor audiovisual del proyecto. Lleva dos años detenido en una celda improvisada del Cicpc, en la avenida Urdaneta, en Caracas, mientras sigue a la espera de un dictamen.

“Mi esposo es un preso político de Nicolás Maduro. Al principio fue torturado y su estado de salud sigue empeorando”, expresó su esposa, Alexandra Zambrano quien enfatizó en que “Toti”, como lo llaman cariñosamente, ha sufrido al menos 18 convulsiones durante los últimos meses.

Foto: Kervin García Mannillo

Zambrano detalló que Gleubis requiere de pregabalina, fenobarbital y fluoxetina para prevenir más convulsiones y tratar de estabilizar su estado de salud.

“La tortura del régimen es demasiado y yo soy privada de libertad también, aunque ando en la calle. Tengo dos años que no descanso y mis días libres los dedico a llevarle comida a mi hijo”, expresó su madre, Gladys Sánchez quien pidió a Nicolás Maduro que deje en paz a los venezolanos porque se puede pensar diferente sin necesidad de encerrarlos en una celda.

Foto: Kervin García Mannillo

A Gleubis lo presentaron formalmente ante tribunales el pasado 12 de junio de 2018. Hasta la fecha, no ha sido llamado ni siquiera a la primera audiencia.

¿El sexo quita el dolor? Mitos y realidades sobre la menstruación

Prisión provisional en España para acusado de quemar a chavista en Venezuela