71 de 200

Dirigente político

La semana pasada una humilde trabajadora me pidió que la llevara cerca de su casa por no tener transporte y por supuesto accedí a hacerle el favor. Comenzamos a hablar de la familia y los hijos y en forma natural me salió preguntarle por la educación. Me dice que tiene un hijo de 13 años, pero que ya hace 15 días que los profesores le dijeron que no tenía que ir más a clases porque él era buen estudiante y había pasado de curso. Esta inocente afirmación de la humilde madre de familia, en su ingenuidad, la hace alegrarse por la noticia, cuando en realidad están privando a su hijo de horas de estudio a las que tenía derecho.

Cuando los voceros del Magisterio y la Federación de maestros señalan que de 200 días de calendario oficial escolar nuestros niños solo reciben 71, no parece una exageración en lo absoluto. Cualquier cálculo matemático comprueba que es una cruda realidad que nos está condenando hacia el futuro a seguir en la pobreza y a mantenernos por debajo en la lista de países que alcanzan un estado de bienestar para sus ciudadanos.

Ese es el drama que viven los niños y adolescentes venezolanos en el mejor de los casos, haber sido enviados a su casa 20 días antes del término oficial del año escolar; y a eso debes sumarle la gran cantidad de días feriados con los que contamos hoy en día, más las veces que no pudieron llegar los maestros porque no tenían transporte o dinero para el pasaje, los días que se perdieron por falta de luz o de agua y cualquier otra contingencia adicional que se hace cotidiana y que termina siendo una buena razón para suspender las clases.

Recibir solo 71 de 200 días de clases que deberían recibir todos los niños venezolanos es una aberración que merece nuestra atención y nuestra denuncia. Es un hecho que merece ser incluido en la larga lista de derechos humanos violados en Venezuela, pero esta vez con la gravedad de que es una agresión contra nuestros hijos y contra el futuro del país.

Situaciones como estas son las que nos motivan a seguir en la lucha, a no desmayar y a seguir buscando por un cambio que acabe con estas injusticias y nos permita entre todos construir la mejor Venezuela.

 

@afeolacruz

Fabiana Rosales: “El régimen está perdido y a nosotros nos toca ganar”

Agenda diplomática