Maduro, fascismo es…

CEO Hercon Consultores

Para el gobierno y sus seguidores, fascismo es “un movimiento político represivo que nace en las entrañas del capitalismo. El mismo aflora en contraposición a la creación del Estado socialista, un Estado humanista que propone la igualdad, la solidaridad y el respeto mutuo entre los seres humanos, el cual solo es posible aplicarlo en democracia. De hecho, el ascenso de Hitler al poder fue financiado por el gran capital de la época con el objetivo de combatir con saña todo tipo de doctrina que se acerque al socialismo y por lo tanto a la práctica de la democracia verdadera”.

Otros estudiosos del tema pero pertenecientes a la revolución bolivariana aseguran que “la antítesis del fascismo es la democracia, la cual resulta imposible de aplicar en una sociedad donde prevalezca el capitalismo, el cual constituye un modelo económico insostenible a largo plazo, ya que un sistema basado en la pura acumulación de capital provoca la miseria, la pobreza de las mayorías y pone en peligro la existencia de la humanidad, por los altísimos grados de consumismo que su misma doctrina profesa”.

Para algunos estudiosos chavistas “el sistema político que más se acerca a la práctica capitalista, en cualquiera de sus presentaciones, es el sistema autoritario fascista, ya sea dictatorial tipo Pinochet (con un legado de muerte en nombre del crecimiento económico sin humanismo) o tipo ´democracia´ norteamericana, donde la dictadura se expresa mediante el dominio de dos partidos elitistas que se alternan en el poder”.

Examinando un documento de análisis / tribuna popular, el fascismo es una ideología y un movimiento político de masas sociales que tiene su raíz en el nacionalismo. Consiste en sembrar odio indiscriminado a lo diferente, donde la razón queda completamente subordinada a la voluntad y a la acción. Se caracteriza por asumir comportamientos de víctimas o revanchistas, lo cual conduce a acciones de violencia hacia lo que se odia impulsados por una élite para favorecer sus intereses.

No obstante, cuando escuchamos debates sobre la temática del fascismo, la alta dirigencia revolucionaria activa el slogan “Con Nicolás junto al pueblo, unidos para vencer el fascismo”. Mientras, los dirigentes de la oposición aseguran: “Al fascismo de los enchufados se le derrota con la verdad”.

¿Es viable el fascismo desde la oposición en Venezuela? Es casi imposible, según la lógica. El gobierno llama fascista a la oposición a cada momento, pero esta se ha respaldado en los libros de la historia para explicarle a los venezolanos que solo puede practicarse el fascismo desde el poder, es decir, desde una posición de gobierno. Difícilmente se puede ser fascista desde una trinchera opositora. Hay que dejar claro que el fascismo es un sistema político que se sustenta en el control del Estado y de todos los poderes que se articulan a alrededor del Estado.

Algunas características del fascismo: 1. Nacionalismo poderoso y permanente 2. Disgusto por el reconocimiento de los derechos humanos 3. Identificación de los enemigos como una causa unificada 4. Supremacía de lo militar 5. Control de los medios de comunicación 6. Obsesión con la seguridad nacional 7. La religión y el gobierno están entremezclados 8. El poder de mafias es protegido 9. El poder laboral es suprimido (porque las organizaciones de poder laboral, como los sindicatos y asociaciones laborales, son las únicas amenazas de los gobiernos fascistas) 10. Desprecio por los intelectuales y las artes. Las naciones fascistas tienden a promover y tolerar una abierta hostilidad a la Educación Superior y la Academia 11. Obsesión con el crimen y el castigo 12. Amiguismo y corrupción 13. Elecciones fraudulentas.

Correo: hernándezhercon@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44

Pdvsa caraotadigital

No hay gasolina por culpa de Maduro, no de las sanciones, según exdirectivo de Pdvsa

El nuevo diseño de Twitter ya es definitivo para todos los usuarios