Salvan vidas sin cobrar: más de 100 médicos del Hospital Central de Maracay sin sueldo

110 médicos residentes que hacen vida en el hospital central de Maracay, estado Aragua, desde el mes de enero aún no perciben el pago de sus respectivas becas salarios que por ley les corresponde.

«Nosotros cumplimos con una jornada laboral exigente con planes de guardia y si bien la residencia forma parte de nuestra formación académica, no es menos cierto que el Ministerio de Salud tiene un compromiso laboral con nosotros y es nuestro derecho», apuntó.

El presidente del Colegio Médico de Aragua, doctor Ramón Rubio, explicó que se trata de los médicos residentes del primer año de todas las especialidades y de por lo menos 20 postgrados que se ofrecen en ese centro asistencial, quienes ya elevaron ante la dirección del hospital su reclamo.

Si de aquí al 30 de junio- anuncia Rubio- no se les cancela lo adeudado, que por cierto, ya para entonces no valdrá nada, tomarán acciones de presión como la paralización de actividades no prioritarias y protestas pacíficas dentro y fuera del hospital.

«Es responsabilidad del Ministerio de Salud, incorporarnos a nómina y pagarnos. La mayoría de nosotros somos sostén de hogar, debemos pagar pasajes para trasladarnos al hospital, llevar nuestra comida», comentó otro de los residentes que también pidió no ser identificado por temor a ser perjudicado.

Además del incumplimiento en el pago de los salarios de los residentes, los de segundo y tercer año aún reciben el salario que recibían cuando comenzaron su residencia en ambulatorios, por ejemplo.

También se suma el hecho que ya son pocos los médicos que continúan sus estudios de postgrado, producto de la deserción y la diáspora.

De 30 cargos para el postgrado de pediatría que ofrece la Universidad de Carabobo, apenas están cursando 13 médicos, mientras que hay especialidades que están desiertas, como neonatologia.

Entre los 6 postgrados universitarios que se ofrecen en el HCM, como Pediatría, medicina interna, ginecología y obstetricia, cirugía general, oftalmología y anestesiologia, solo cursan 80 residentes de primer año aproximadamente.

«En el postgrado de neonatología hay cupos para 10 residentes y para 10 enfermeras y en este momento ese postgrado está desierto, pues es muy difícil para un médico sustentarse con un salario de apenas 6 dólares al mes», denunció el médico pediatra Alejandro Crespo, miembro de Médicos Unidos de Venezuela,capítulo Aragua.

Además de la ya severá crisis humanitaria que atraviesan nuestros hospitales – concluye el presidente del Colegio Médico- y con la que deben lidiar nuestros médicos en formación, también se suman las precarias condiciones en las que deben laborar y los pirricos salarios que perciben.

Gregoria Díaz @churuguara

Un Vargas, miles de Carujos

La Mariposa: símbolo de destrucción, entre rituales religiosos y falta de mantenimiento