Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Gracias al rapero 50 Cent, el púgil Mike Tyson no cayó en la quiebra

Debido a los inconvenientes económicos que atravesó Mike Tyson, tuvo que vender su lujosa residencia al artista 50 Cent en el 2003, cuando el púgil quedó en bancarrota. El estadounidense debía "hasta su alma": la cantidad se acercaba a los 20 millones de euros, y su mansión en el estado de Connecticut fue de las primeras posesiones que se vio obligado a desprenderse para aligerar sus cuentas contables.

Y resulta que el comprador de la casa del deportista fue nada más y menos que el rapero 50 Cent, quien le pagó unos cuatro millones de euros, precio récord en la zona por aquel entonces.

La propiedad tiene 21 habitaciones, 25 baños y dos piscinas. Además de semejantes instalaciones, la mansión cuenta con todo tipo de áreas para momentos de ocio como ¡su propio club nocturno!, canchas de baloncesto, mesas de póker y hasta un estudio de grabación (algo que 50 Cent vio con muy buenos ojos).

El artista, hizo una inversión aparte, se gastó otros 10 millones de dólares en las refacciones de la casa. Incluyó en la misma una pista de aterrizaje para helicópteros entre otras extravagancias. Aun así, el valor de la mansión se devaluó por los altos costes. 50 Cent se quejó de que los gastos le hacían gastar más de 50.000 euros mensuales.

Finalmente, 50 Cent se vio obligado a vender la mansión. Le costó 12 años venderla por 14 millones, el precio que quería recibir por la propiedad pero, finalmente, la acabó vendiendo por una cifra cercana a tres millones al empresario Casey Askar.

ads

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados