Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La dieta que llevó a la reina Isabel a vivir de forma saludable hasta los 96 años

La reina Isabel II murió este jueves 8 de septiembre, a los 96 años de edad. Desde su fallecimiento, una de las preguntas que más se han formulado sus seguidores guarda relación con su dieta alimenticia; la cual señalan como clave para que se mantuviera sana en el trono por tanto tiempo.  

Medios internacionales han despejado esas preguntas y detallaron que la reina Isabel II desde que se despertaba desayunaba dos veces. Primero hacía una primera ingesta más liviana antes de afrontar la que para ella era una de las comidas más importante del día. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: REINO UNIDO DE LUTO: MURIÓ LA REINA ISABEL II A LOS 96 AÑOS 

“En el primer desayuno tomaba una taza de té Earl Grey con unas galletas”, afirmó Darren McGrady, chef personal de la soberana, en la revista Hello! 

El segundo desayuno era mucho más contundente. Alimentos como cereales, yogur y tostadas eran fijos, aunque a veces también incluía alguna ración de pescado. Sus favoritos eran los arenques y los abadejos ahumados, según contó el sirviente Charles Oliver en el libro Cena en el Palacio de Buckingham. 

EL ALMUERZO DE LA REINA ISABEL II 

El almuerzo era, posiblemente, el momento del día donde la monarca comía más sano. Las verduras y el pescado eran muy frecuentes. De hecho, los vegetales que ingería solían ser ricos en antioxidantes y cocidos. 

Se supo que la reina Isabel II evitaba casi siempre alimentos ricos en almidón, como patatas, arroz o pasta. 

CENA DE LA SOBERANA  

A pesar de que los expertos nutricionistas recomiendan que las cenas no sean muy pesadas para no alterar el sueño, la reina contradecía esta máxima por completo. La carne se abría paso por primera vez en su menú diario, especialmente “la caza, que le encantaba”, según Darren. 

Lo mejor lo dejaba para el postre. A pesar de que comía bastante fruta, su verdadera devoción era el chocolate negro. “Cualquier cosa que pusiéramos en el menú que tuviera chocolate, la elegía, especialmente si era pastel”, contó McGrady.

Sin duda que la dieta de la soberana fue clave para su largo reinado, así que toma nota si quieres tener una vida saludable hasta entrados los noventa años.

ads

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados