Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Vacuna de Moderna podría ser autorizada por la Unión Europea y estar disponible en dos semanas

20Minutos apunta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) vuelve a reunirse este miércoles con el objetivo de deliberar si autoriza o no la vacuna contra la Covid de Moderna. Sería la segunda en tener luz verde para ser administrada, pues el 'ok' de EMA a la de Pfizer llegó el pasado 21 de diciembre y comenzó a suministrarse a los europeos el pasado 27 de diciembre.

Sin embargo, esa poca tardanza en comenzar a inmunizar a la población tan solo seis días después de la autorización de la Agencia se debió a que todas las partes decidieron agilizar el proceso. En caso de que no se sigan con la misma rapidez esos procesos, la idea del Gobierno es recibir la vacuna antes de las dos semanas siguientes. Sin embargo, parece que el plazo que se cumplirá es el dado por Moderna. La compañía prometió tener disponible las dosis 15 días después de la decisión de la Agencia Europea del Medicamento.

El lunes, los miembros de la EMA tuvieron un primer encuentro para tomar una decisión, pero la postergaron hasta hoy. "El debate de hoy sobre la vacuna de Moderna en la Comisión de Medicamentos Humanos no ha terminado. Proseguirá el miércoles 6 de enero de 2021. Hoy no habrá más comunicaciones de la EMA", informó el organismo europeo en un comunicado.

Se espera que en el momento en que la agencia europea emita su informe favorable sobre la seguridad y eficacia de la vacuna de norteamericana, la Comisión Europea pueda comenzar su propio procedimiento que culmine la autorización condicional que se espera de la agencia europea.

Una vez se dé también ese paso, a Europa irán llegando 160 millones de dosis de Moderna, pues fue la compra que selló la Comisión con la compañía estaounidense el pasado 25 de noviembre. La empresa, competidora directa de Pfizer y que fue autorizada en los Estados Unidos a mitad de diciembre, ya anunció entonces que planea ser capaz de producir 1.000 millones de dosis de su vacuna a lo largo de 2021. Parte del proceso se llevará a cabo en España, concretamente en las plantas de la farmacéutica Rovi.

Al igual que la vacuna de Pfizer, la de Moderna se basa en una innovadora tecnología basada en la administración, en lugar de una versión debilitada del coronavirus, de la molécula ARN mensajero, forzando a las células del organismo a producir una proteína del virus inofensiva por sí misma. De esta forma, se logra una respuesta más potente por parte del sistema inmunitario y se evitan los riesgos de introducir un patógeno, aunque sea debilitado, en el organismo.

Y es que, ambas vacunas tienen una estructura similar aunque también varias diferencias. La principal, su conservación en frío. Mientras la de Pfizer necesita temperaturas de entre -60 y -80 grados centígrados, lo que ha obligado a organizar un costoso y complejo sistema de distribución y almacenaje, la de Moderna tan solo requiere -20 grados, como un congelador doméstico.

Fuera de los supercongeladores que necesita la vacuna de Pfizer, el suero aguanta 5 días en una nevera, mientras que la de Moderna resiste hasta 30 días, lo que la hace mucho más manejable a nivel logístico, sobre todo para países en vías de desarrollo.

También las dos vacunas requieren de dos dosis, pero las de Moderna son de 100 microgramos y deben administrarse con 28 días de diferencia, mientras que las de Pfizer son de 30 microgramos, a administrarse con un plazo de 21 días. En esto además ha insistido Europa después de que algunos países hayan decidido retrasar la segunda dosis.

Cabe destacar también que Moderna ha participado activamente de la Operación Warp Speed del Gobierno de Donald Trump y ha accedido a 2.500 millones de dólares de fondos federales para comprar nuevos materiales, ampliar sus instalaciones y aumentar su plantilla en un 50%. Pfizer, por contra, no ha formado parte de esa operación pública aunque sí firmó un contrato con el Gobierno estadounidense para la compra de 100 millones de dosis.

Por si había dudas, el Ministerio de Sanidad ya aclaró el domingo que cuando se apruebe la de Moderna se administrará igual que la de Pfizer. La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, aseguró que "no hay diferencia en su efectividad y no hará falta establecer ningún tipo de priorización, dependerá más de temas logísticos".

Además, recalcó la importancia de la vacuna de Moderna, pues los ensayos clínicos se han realizado en una horquilla entre 30.000 y 44.000 personas "y eso da una garantía de su seguridad y eficacia".

Fuente: 20MINUTOS.ES

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados