Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

EN MÉXICO | Golpearon y quemaron hasta la muerte a un abogado, lo confundieron con un secuestrador

Algunos pobladores del municipio Huauchinango, México, golpearon y quemaron hasta la muerte al abogado y asesor político Daniel Picazo. Tras el homicidio, se pudo conocer que los atacantes lo confundieron con un secuestrador de niños.

Medios locales indicaron que Picazo, de 31 años, estaba en una camioneta junto a otra persona el pasado 10 de junio. El abogado iba a visitar a su madre, pero una multitud enfurecida comenzó a perseguirlos y lo acorralaron.

Sin fundamentos o pruebas, unas 30 personas acusaron a Picazo de “lucir sospechoso”. Por tanto, fue arrastrado hasta un parque en el que lo amarraron y golpearon repetidamente, para luego rociarlo con gasolina y quemarlo hasta la muerte.

Por su parte, la persona que acompañaba a Picazo logró escapar y se refugió en un lugar seguro.

Unas 200 personas habrían alentado y observado el homicidio de Picazo. Foto: cortesía

Todo se debió a que se corrió un rumor de que dos desconocidos intentaron secuestrar a un niño con un vehículo de esas características. Apenas un día antes, se difundió un audio por WhatsApp en el que alertaban a los vecinos de cuidar a sus hijos antes posibles raptos.

POLICÍA NO EVITÓ MUERTE DE PICAZO

Al sitio acudieron funcionarios de la Policía municipal y miembros de la Cruz Roja. Sin embargo, no lograron impedir el homicidio de Picazo, puesto que se vieron rebasados por la muchedumbre y les impidieron el paso.

Un testigo afirmó a El Universal de México que los policías se negaron a salvarlo de la turba enfurecida. Incluso, habrían acusado de “cómplice” a una persona que intentó ayudar al joven abogado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SEIS AÑOS DE PRISIÓN PARA ADOLESCENTE EN BARINAS: ASESINÓ Y ABUSÓ DE UNA NIÑA DE 11 AÑOS 

Familiares despidieron a Picazo este lunes y exigieron justicia a las autoridades. Foto: cortesía

La Fiscalía General de Puebla inició una investigación, después de que Picazo fue identificado tras el levantamiento del cadáver. Por su parte, el gobernador de ese estado, Miguel Barbosa, calificó lo ocurrido como un “acto de barbarie totalmente aberrante”.

Barbosa aseguró que fue provocado por "prejuicios, ignorancia, rumores y un ambiente de no creer en la autoridad". En consecuencia, subrayó que se trató de un hecho “gravísimo” que “no puede permitirse”, de manera que exhortó a sancionar a los responsables.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados