Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Vuelve la inseguridad a Cumbo: dos mujeres fueron descuartizadas en Barlovento

Comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) realizaron el domingo 16 de mayo el levantamiento de los restos descuartizados de dos mujeres, esparcidos en diferentes lugares de la parroquia Cumbo, del municipio Andrés Bello del estado Miranda, reseñó Versión Final.

De acuerdo con las primeras informaciones suministradas por familiares de las víctimas, las mujeres se encontraban en “su residencia cuando llegaron sujetos desconocidos portando armas de fuego, quienes sin mediar palabras les causaron la muerte para posteriormente proceder a descuartizarlas”, reseñó Delmiro de Barrio.

Los victimarios procedieron a descuartizar a ambas féminas y distribuir los restos en la plaza Bolívar, plaza de la Iglesia católica y en el interior de una vivienda sin número del sector Cumbo.

Las víctimas fueron identificadas como Glendy Teresa Castillo, de 48 años, profesión profesora, y Yanir Coromoto Castillo, de 33 años.

Las autoridades manejan el ajuste de cuentas como posible móvil del hecho.

La masacre de 2016 

A partir del 15 de octubre de 2016 con la detención de unos veinte jóvenes, de los cuales 12 desaparecieron. Apareciendo posteriormente, la mayoría, en dos fosas comunes en dos áreas de Barlovento.

Las víctimas fueron detenidas el 15 de octubre de 2016, luego de que militares irrumpieran en sus residencias, en el marco de una OLP realizada en Barlovento, la cual comenzó el día 7 del mismo mes e incluyó a 1.300 efectivos militares y policiales.

Los detenidos, todos campesinos, fueron trasladados al Destacamento Camacaro 323 de la parroquia El Café. Los familiares de las víctimas no consiguen acceder al destacamento. Finalmente, el 18 de octubre de 2016, les indicaron que los detenidos habían sido llevados al Fuerte Chaguaramal, ubicado en Cúpira, municipio Pedro Gual del estado Miranda. Sin embargo, al llegar les dijeron que no se encontraban ahí.

Los familiares se movilizaron a la sede del Ministerio Público en Valle Verde y luego a la Defensoría del Pueblo, sede Guatire y denunciaron las desapariciones. Como respuesta, en ambos organismos les dijeron que “esclarecerían los hechos”. El ministro de Interior y Justicia, Néstor Luis Reverol, informó ese mismo día que el cabecilla de la banda “El Anohis” falleció durante un enfrentamiento el 16 de octubre de 2016, y que al día siguiente otros cinco integrantes también resultaron abatidos.

Asimismo, se confirmó que las víctimas no tenían antecedentes penales o algún tipo de relación con las bandas de la zona, de igual forma, se constató que habían sido detenidas por efectivos militares, sin tener una orden judicial de aprehensión ni encontrarse en flagrancia.

El día siguiente se confirmó que ocho de los veinte detenidos habían sido liberados. Los familiares denunciaron que estaban en muy malas condiciones pues “fueron torturados y obligados a firmar documentos en contra de su voluntad sin haberlos leído”.

Fuente Versión Final y Control Ciudadano

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados