Familia detectó peligrosa fuga de gas gracias a su perro

Una familia estadounidense de Míchigan se salvó de morir intoxicada por una fuga de gas que tenían en su casa, gracias al extraño comportamiento que presentó su perro.

Diane y Gary Smith empezaron a notar un extraño comportamiento de su perro Rascal, desde hace una semana, estaba sin fuerzas y no comía ni jugaba por lo que decidieron llevarlo al veterinario.

No obstante, el médico no encontró nada así que regresaron a casa. Al contarle la situación a un amigo, este les sugirió que salieran de la casa ya que podría deberse a una fuga de monóxido de carbono, reseñó RT.

A pesar de que la familia tenía un detector de gases, este nunca se activo. A pesar de no tener ningun indicio de fuga, más que el extraño comportamiento de Rascal decidieron pasar unos días fuera de la casa.

Al salir de la vivienda, el malestar de Rascal desapareció, por lo que los Smith llamaron a un especialista en electrodomésticos, quien descubrió una fuga de monóxido de carbono en el horno de la cocina. Al parecer el nivel de la fuga no era lo suficientemente alto para ser registrado por el detector de gases, pero era lo suficiente como para afectar a sus habitantes, especialmente a los perros.

La pareja reemplazó el horno y el detector de monóxido de carbono. "Estamos agradecidos con Rascal por hacer sonar la alarma, porque la otra alarma no sonó", comentó Diane.

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico, que puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados. Se produce por la combustión deficiente de sustancias como gas o gasolina, y también puede ser producido si los aparatos domésticos que queman combustible no están funcionando bien.

Un "encuentro privado" en el Vaticano: el papa Francisco bendice la corrupción de Lula (análisis)

Gobierno colombiano formalizó la solicitud de extradición de Aída Merlano a Juan Guaidó