Este "Guinness" Encontró una Nueva Familia Para Que le Abracen

Un felino, del tamaño de una palma, ha sido rescatado para recibir todo el amor que merece.

Beth Walden, protectora de animales del estado de la Florida, se consiguió con "Guinness": un lindo gatito del tamaño de una palma que requería atención. El pequeño fue desterrado por su mamá gata. Tenía el tamaño de un recién nacido.

El entorno de Walden, por lo chiquito que era el animal, quedó atónito. "Sabía que era un pequeño luchador ya que había pasado tres semanas en las condiciones en que estaba", compartió la propia Beth.

Tras noches sin dormir, el gatito a quien llamaron Guinness, se animó y comenzó a andar. Su apetito mejoró mientras ingería alimentos con una jeringa. Su barriga ya se notaba llena y redonda.

Guinness: "Barriguita llena, corazón contento".

Después de cada comida, el gatito se apapachaba con Beth y ronroneaba para dormir. "Ha sido fuerte desde el primer día que lo tuve", confesó Beth. "Guinness definitivamente es un abrazo. Parece que está sonriendo mientras duerme, y mete la cabeza hacia adentro y se arrastra cuando se despierta".

Con casi dos meses de edad, el gatito tenía el tamaño de un animal de, apenas, dos semanas de nacido. Su cuerpo lucía pequeño ante sus ojos azules. Guinness, "la oveja negra de la camada",  estaba destinado a crecer y ser muy fuerte.

Al ser mucho más pequeño que otros animales en la casa, sabe muy bien cómo defenderse cuando  le toca luchar contra el gran gato. Después de una ardua jornada de juegos, se le acerca a los sus humanos en busca de su atención y abrazos.

Barrios

Hambre y miseria: El día a día de los pobres en los barrios de Caracas (+Video)

Larenses cerraron la Intercomunal de Cabudare en protesta por gasolina