Ojo con las picaduras que podría recibir tu perro

Las picaduras de cualquier insecto puede afectar a tu perro. Estas incluyen mosquitos, pulgas, chinches y garrapatas, así como también abejas, abejorros y avispas. Cuando un insecto pica, deja rastros de su saliva en el can.

La saliva contiene múltiples cantidades de sustancias, las cuales se basan en principios anticoagulantes y vasodilatadores, e incluso sustancias que son anestésicas. Si esto ya es un motivo de alarma para ti, como dueño de la mascota, una picadura es capaz de producir alguna reacción alérgica y hasta enfermedades.

En casos severos, el canino puede experimentar anafilaxia, mejor conocida esta patología como shock anafiláctico. Esto ocurre cuando el sistema inmune del animal reacciona perjudicialmente a la picadura del insecto.

Aunque la anafilaxia después de una picadura de insecto es extraña, debemos estar muy pendientes a potenciales cambios de comportamiento, si llega a respirar con cierta dificultad o presenta hinchazones. Ante estos síntomas, deberás acudir sin pensarlo al veterinario.

Si a tu perro le mordió una garrapata, retírasela tan pronto como sea posible para minimizar el riesgo de infección o, en el peor de los casos, llegue a contraer la enfermedad de Lyme. Esta enfermedad es causada por una bacteria Borrelia burdogferi.

Hay que prevenir la enfermedad en tu mascota. En caso de infestación, trataral perro lo más rápido posible, ya que las probabilidades de contagio se incrementa considerablemente a partir de las 48 horas de interacción entre la garrapata y el perro.

frontera

Borrell se reunirá con Guaidó el miércoles 22 de Enero en Bruselas

Coalición Sindical exige la libertad del profesor Rene Zapata