Pilla por qué un perro se huelen las colas entre sí

La Sociedad Química de Estados Unidos (ACR, por sus siglas en inglés), nos aclaró una de las preguntas que, hasta el momento, no se hallaba  la respuesta: los perros tienen un olfato muy avanzado. Tanto, que se estima que es entre 10, 000 y 100, 000 veces más sensible que el olfato humano.

Es por ello que, cuando colocan sus hocicos en el trasero de otro perro, lo que ejecutan a la perfección es almacenar un montón de información sobre el otro animal, incluyendo detalles como su género o su estado emocional. 

Descubramos sobre nuestras mascotas

George Preti, experto en feromonas y olores humanos del Centro Monell de Química de los Sentidos, analizó las secreciones anales de perros y coyotes, siendo capaz de descifrar los componentes básicos de las glándulas alojadas en dos bolsas llamadas sacos anales. Preti determinó componentes como trimetilamina y ácidos grasos que varían según la genética y el sistema inmunológico del can.

Lea también  Los perros pueden ser catalogados de racistas ¿Verdad o mito?

Lo interesante es ir conociendo progresivamente cómo perciben y procesan este «mensaje» químico. Los canes, según la ACR, tienen un sistema olfativo auxiliar diseñado especialmente para la comunicación química entre animales, el cual tiene sus propios nervios que se interrelacionan directamente con el cerebro.

Por lo tanto, no hay manera de que otros olores y el órgano de Jacobson -el segundo sistema olfativo del perro- "choquen" mientras captan información química de sus amigos perros.