Tener un perro puede reducir las posibilidades de padecer esquizofrenia

Tener un perro puede reducir las posibilidades de padecer esquizofrenia

Según una investigación, tener un perro como mascota desde la niñez podría reducir las posibilidades de desarrollar síntomas de esquizofrenia en la edad adulta.

Robert Yolken, presidente de la División Stanley de Neurovirología Pediátrica y profesor de neurovirología en pediatría en el Centro Infantil de la Universidad Johns Hopkins y autor principal de la nueva investigación, recalca que los trastornos psiquiátricos graves están vinculados con alteraciones en el sistema inmunitario derivadas de exposiciones ambientales en los primeros años de vida. Con información de Tek Crispy.

El estudio se dedicó a buscar una relación con las mascotas puesto que se sabe que aquellos que tuvieron contacto temprano con animales domésticos, desarrollaron mayor resistencia en su sistema inmune ante bacterias, alergias y otras enfermedades.

Los investigadores enfocaron su estudio en determinar la relación entre la exposición temprana a un gato o un perro doméstico, durante los primeros 12 años de vida, y un diagnóstico posterior de esquizofrenia o trastorno bipolar.

Durante el estudio, preguntaron a todos los participantes si durante los primeros 12 años de su vida tuvieron un gato o perro como mascota, y prestaron atención también a aquellos que informaron haberlo tenido desde su nacimiento.

Y se sorprendieron al notar que, para el caso de la esquizofrenia, la exposición temprana a un perro redujo significativamente el riesgo de que una persona desarrolle el trastorno. Y de manera similar ocurrió con el trastorno bipolar: en todo el rango de edad de los participantes no se encontró un vínculo importante entre los perros o gatos y dicho trastorno.

Karim Benzema cenó en restaurante del polémico Salt bae

Egipto

Al menos 28 fallecidos en accidentes de tráfico en Egipto