Continua el 'tira y afloja' entre el Barcelona, Neymar y PSG

Foto cortesía

Cada día que pasa en el mercado de fichajes europeo, parece más factible la vuelta de Neymar al Barcelona, o mejor dicho, su salida forzada del PSG. Las tres partes (Barcelona, Neymar y PSG) tienen que ganar algo en el acuerdo, cosa que no se ve sencilla.

El club parisino ya habría abierto la puerta a Neymar debido a su comportamiento, pero está claro que no regalarán al jugador por el que pagaron 222 millones de euros en 2017. Muchas han sido las opciones que han sonado mediante rumores, la más sonada pasa por el intercambio de Dembélé por el brasileño, más una importante suma de dinero.

El presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi ya adelantó su opinión acerca del asunto en una entrevista para France Football. "Quiero jugadores dispuestos a dar todo para defender el honor de la camiseta y unirse al proyecto del club", comentó el mandatario. Posteriormente dejó un claro recado a Neymar por su comportamiento irresponsable: "Nadie lo obligó a firmar aquí. Nadie lo empujó".

Le siguió Leonardo, director deportivo del club, apuntando que "Neymar puede dejar el PSG si hay una oferta que nos convenga a todos". Y para terminar, el entrenador Thomas Tuchel aseguró que "sabía que Neymar quería irse desde antes de la Copa América").

Por su parte, Neymar está moviendo sus piezas poco a poco para colmar la paciencia del París, siempre con ayuda de su padre. Lo primero fue no presentarse a entrenar con el grupo el día 8 de julio, a lo que fue respondido con una sanción, y su padre aseguró indignado que el club estaba enterado de sus compromisos publicitarios.

Luego su comprometedor comentario durante una entrevista; en el que asegura que uno de sus mejores momentos como futbolista fue la remontada con el Barcelona ante su actual equipo, el PSG. Neymar padre acudió al 'rescate' de su hijo, señalando que "en ningún momento faltó al respeto al PSG o a los jugadores". Además se supo que el carioca retirará la demanda al Barça por la prima de renovación no cobrada como intento de facilitar el acuerdo,

En la otra banda del asunto está Bartomeu y el Barcelona, que esperan una oportunidad manifiesta para abordar la ofensiva. El presidente azulgrana lanzó de nuevo un dardo durante la presentación de De Jong. Comentó a puertas abiertas que "Neymar quiere salir pero el PSG no quiere vender".

Este 'tira y afloja' para que va a ser el motivo de pláticas del verano en Europa, aún falta mucho de mercado, pero la situación de de valiente a rojo vivo.