¿En serio? MLB colocará mínimo de bateadores para cada pitcher

El beisbol está mutando y está en boca de todos. Los cambios que están sobre la mesa para este deporte no pasan desapercibidos para nadie. Las redes sociales están echando humo.

La oficina de la MLB sigue en marcha con la implementación de cambios en las reglas. Si el reglamento para la postemporada estaba siendo visto con cierto recelo porque resta prestigio a los equipos, ahora ha sido incluido el siguiente requisito: un pitcher deberá enfrentar, por lo menos, a tres bateadores o concluya medio inning antes de ser relevado.

La regla tiene una excepción: sólo en caso de lesiones, el lanzador podrá ser sustituido.

Los cambios fueron acordados por las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros, pero estaban sujetos a aprobación por una comisión conjunta. La obligación de enfrentar al menos a tres bateadores estará vigente desde esta pretemporada, la cual arrancará el 12 de marzo.

En 2.162 oportunidades en el 2019, el lanzador enfrentó a tres toleteros o menos. Sin embargo, 1.471 de esos pitchers lanzaron medio inning.

El límite en el roster de peloteros en activo aumentará en uno, para totalizar 26 el día inaugural al 31 de agosto. Caerá de 40 a 28 hacia el final de la temporada regular y volverá a ser de 26 para postemporada.

Cada club tendrá máximo a 13 lanzadores hasta el 31 de agosto y durante playoffs, y de 14 del 1 de septiembre hasta la conclusión de la campaña regular.

¿Y si se acaban los pitchers?

Los peloteros que tengan al menos 20 cotejos disputados, como jugadores de posición o bateadores designados con al menos tres apariciones oficiales durante la campaña previa, podrán ser lanzadores pitchers sin que sean considerados como tal en el límite de la nómina. Para este temporada, un pelotero podrá usar las estadísticas de 2018 o 2019 para cumplir ese requisito.

Un jugador de posición tiene prohibido lanzar hasta el noveno inning, a menos que su equipo esté ganando o perdiendo por seis carreras o más cuando suba al morrito.

La lista de los lesionados y el periodo mínimo para convocar de nuevo a un lanzador pasará de 10 a 15 días. El fin de todo esto es reducir el uso de relevistas por parte de los equipos que alternan a los lanzadores entre las mayores y las menores.

Además, en busca de reducir los tiempos de duración del juego, los managers tendrán apenas 20 segundos pedir revisión de jugadas y desafiar la decisión de los umpires.

fresas

Fresas con chocolate: una receta sencilla para este San Valentín

El régimen "no se atreve a apresar" a Guaidó: tajante verdad del abogado Joel García