Justin Verlander donará su sueldo a la lucha contra el Covid-19

Justin Verlander se le puede tildar de miles de maneras, tanto por sus fans como sus detractores. El esposo de Kate Upton es visto como un “súper héroe”.

La crisis del coronavirus que avanza sin piedad por el mundo ha dejado claro que el deporte es lo menos importante entre lo más importantes. Sin embargo, los enormes salarios que perciben los deportistas para obrar el bien y no fabricar una mansión increíble para pasar la cuarentena. Justin Verlander está en ese primer rango gracias a su genuina generosidad.

Con la temporada de Grandes Ligas en stand by por a la pandemia del coronavirus, el as de la rotación abridora de los Astros de Houston anunció que cada uno de los cheques que reciba durante la crisis será destinado a una ONG para combatir al brote. Eso, es muchísimo dinero.

View this post on Instagram

Recently the @mlb announced they will be continuing to send paychecks to players while the season is suspended. @kateupton and I have decided to donate those funds to a different organization each week so that we can support their efforts and highlight the great work they’re doing during the COVID-19 crisis. Everyone around the world is affected by this virus, and we hope to contribute to the families and jobs affected, the healthcare workers and first responders on the front lines and the many others in need of basic necessities, medical supplies and support at home. As soon as the first paycheck is received we will be highlighting the first organization. We know everyone is impacted by this crisis, but for those who are able, we encourage you to stay home to help flatten the curve and look to those around you who need a helping hand. #covid19 #flattenthecurve

A post shared by Justin Verlander (@justinverlander) on

Una vez que el sindicato de jugadores alcanzase a un acuerdo para dividir un fondo de 170 millones en sueldos pagados por adelantados, y tomando en cuenta las credenciales y el sueldo de Verlander, casi 33,500 dólares a la semana, en lugar de depositar ese dinero en el banco irá directamente a una organización de ayuda humanitaria.

Verlander, está claro, no es el primer deportista de su calibre en aportar a la batalla contra el COVID-19, pero sí es el primero en tomar acciones permanentes. Los gestos de Verlander son genuinos, desinteresados y, especialmente, útiles, considerando que toda ayuda es más que bienvenida y sumamente necesaria para combatir una enfermedad que no ha conoce la palabra compasión. Verlander lo ha ganado todo... y, con obras de estas magnitudes, sigue ganando.

Disponibilidad de insumos médicos en el sector salud se mantiene "a niveles bajos"

subasta

Una subasta en línea recogió 2,4 millones de euros para la batalla contra el coronavirus en Francia