Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Nueva generación del tenis masculino ilusionó en cinco sets de la final del US Open

El austríaco Dominic Thiem, segundo cabeza de serie, remontó dos sets en contra y derrotó 2-6, 3-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (6) al alemán Alexander Zverev, quinto favorito. Con ello no solo se proclamó nuevo campeón del US Open, sino que dejó ver la irrupción de la nueva generación del tenis masculino.

Con la inesperada expulsión de Novak Djokovic, se dio la oportunidad de que por vez primera dos jugadores nacidos en la década de los noventa disputaran la final de un US Open.

El título fue el primero de Grand Slam conseguido por Thiem, de 27 años, quien jugó su cuarta final de un torneo mayor, la segunda consecutiva después de que el pasado enero disputara la del Abierto de Australia y perdiera frente al serbio Djokovic.

Esta vez, aunque tuvo que remontar dos sets en contra, perdió los dos primeros. Thiem volvió a ser superior a Zverec, de 23 años, al que ha ganado por octava vez en los 10 enfrentamientos que han mantenido.

Thiem no hizo su mejor tenis en la dos primeras mangas del partido, ganadas con facilidad por Zverev. Su saque no le respondió y tampoco el juego desde el fondo de la pista. Pero todo cambió a partir del cuarto juego del tercer set cuando logró su segundo break del partido para el parcial de 2-2 y luego en el décimo asegurar la manga, reseñó EFE.

Primer Grand Slam

Thiem, entrenado por exjugador chileno Nicolás Massú, que se crecía en los momentos más difíciles, esta vez no falló. Después de cuatro horas y un minuto de acción en la pista central Arthur Ashe logró su gran sueño.

El tenista austríaco acabó el partido con 43 golpes ganadores por 55 errores no forzados. Comparados a los 52 y 64, respectivamente de Zverev, que esta vez no pudo tener a su saque como factor ganador al acabar con 15 aces y 13 dobles faltas.

Thiem con su triunfo se llevó un premio de tres millones de dólares, por uno y medio que recibió Zverev, que fue el tercer tenista alemán que disputaba la final del US Open. Después que ante los hicieron Boris Becker, en 1989, cuando ganó el título, y luego en 1994, Michael Stich, que la perdió frente a Andre Agassi.

Zverev, que es entrenado por el exjugador español David Ferrer, jugó su primera final del US Open en las seis participaciones que ha tenido y también su primera de un Grand Slam.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados