Pandemonium deportivo sin precedentes

Foto: EFE

Hablar de deportes por estos días es la cosa más  difícil y absurda que hay. Minuto a minuto se siguen cayendo grandes eventos a causa de un Coronavirus que ahora golpea fuerte en esta parte del mundo.

Quienes hace una semana veían de reojo la situación italiana, hoy ven con preocupación los embates de esta pandemia que primero acabó con la Serie A y que poco a poco está dando de baja ligas como la española, NBA, Moto GP, F1, MLS, MLB y muy probablemente eliminatorias mundialistas, Eurocopa, Copa América y hasta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

España, Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y varios países de Sudamérica se contagiaron de la histeria colectiva y nosotros, quienes nos dedicamos a esta fuente y encima con el recurso de humor, solo podemos jugar a la futurología. Si el famoso actor Tom Hanks le puso nombre propio al Covid-19, Daniele Rugani, Manolo Gabbiadini, Rudy Gobert y Donovan Mitchell, entre otros, encendieron las alarmas con un virus que ya no juega, ni tampoco deja jugar.

Las medidas y procedimientos complican a corto plazo una pronta solución y pareciera que este 2020 será recordado como un año sin precedentes. Ni el mundo post guerra vivió algo así y en esta época donde el deporte pasó a convertirse en un fuerte negocio donde se mueven muchos intereses, la calma, cordura y lucidez deben prevalecer, para que todo esto solo quede como un mal recuerdo.

Ecuador extrema medidas sanitarias y fronterizas por el COVID-19

de los rios

Hospitales venezolanos "se caen a pedazos" en medio de la alerta mundial por el coronavirus (video preocupante)