Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Nueva unidad tributaria obliga a pagar impuestos a personas con bajos salarios, dice experto

El jueves 7 de abril, el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) aumentó la Unidad Tributaria (UT) a Bs. 20.000, decisión que ha sido calificada como una “enorme” contradicción del gobierno chavista de Nicolás Maduro.

El ajuste de la UT, que generó tantas críticas entre los expertos en la materia, representó un aumento de 1.233%, por lo que ahora se tienen que recalcular todas las tasas, imposiciones y tarifas que utilicen esta referencia para la determinación de sus valores.

“Considero que este incremento sigue dejando a la UT en un nivel muy subvaluado (…) Con este valor, las personas naturales bajo razón de dependencia que devenge un sueldo mínimo, igual quedaría pagando impuesto”, informó Héctor Orochena, consultor venezolano y auditor tributario.

Esta situación es completamente contraria a lo que establece el artículo 316 de nuestra Constitución, que establece que el sistema tributario procurará la justa distribución de las cargas públicas según la capacidad de contribuyente”, aclaró el experto en una entrevista con el portal Banca y Negocios.

El impacto de esta medida

Orochena consideró que no se puede pedir a una persona con un sueldo mínimo que tenga una capacidad contributiva, debido a que apenas tiene ingresos para poder vivir.

“(…) Cómo es posible que se le pretenda mantener una unidad tributaria tan baja que mantiene a las personas bajo relación de dependencia, o a las personas naturales en general con bajos ingresos a ser contribuyentes de impuestos cuando se les está quitando la carga tributaria a las grandes empresas, que son las que tienen mayor capacidad contributiva”, replicó Orochena.

Asimismo, explicó que uno de los efectos directos de esta medida es que "las personas salariadas con una relación de dependencia", deben entregar al patrono el formulario ARI, que es formulario que se utiliza para que éste le efectúe las retenciones de ISLR", explicó.

Mientras que otra consecuencia es que las personas jurídicas que son contribuyentes al ISLR, deberán ofrecer una declaración estimada en el mes de julio.

“Si en Venezuela se apegaran al procedimiento que estaba establecido en el Código Orgánico Tributario antes de la reforma en 2020, el valor de la UT el día de hoy sería de 1.500.000 bolívares. Eso nos colocaría en una situación completamente distinta, a las personas naturales”, concluyó Orochena.

Fuente: Banca y Negocios. 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados