Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Mas

    ¿Quién será el Presidente luego del 5 de enero?

    Llegamos a la última curva de esta pista del año 2019 y obviamente el saldo no es bueno para quienes depositamos toda nuestra esperanza en este tiempo. No cesó la usurpación. Nicolás Maduro sigue gobernando a Venezuela. O sigue teniendo poder en Venezuela, que son cosas muy diferentes.

    El 15 de diciembre en lo que a opositores se refiere, parece estar reducido a saber si dentro de 3 semanas será ratificado Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y si en consecuencia  será en 2020 el presidente interino de Venezuela, dado que la ilegalidad sigue ocupando el palacio de Miraflores.

    A esta fecha, cierto es que Juan Guaidó sigue siendo el líder más respaldado por la población venezolana, como timonel de la lucha de cambio. Tan cierto como que las denuncias sobre hechos de corrupción, de filiación con enchufados peces gordos del gobierno, que recaen sobre al menos una decena de diputados, ha restado impulso a su carrera, por más que haya decidido esclarecer uno a uno los puntos de esta situación.

    Factores de oposición que claman por el fin de la usurpación y el fin del liderazgo de Guaidó, a quien acusan además de haberse enconchado en los predios de Voluntad Popular, Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, sin asumir plena y radicalmente su liderazgo, han encontrado en el caso de los diputados serviles a los intereses Clap, un argumento en el que generalizando a todo vapor,  pretenden empapar de corrupción a todo cuanto huela a Asamblea Nacional y particularmente a Guaidó, con miras a que en 2020, el rostro comandante de la lucha por el cambio en Venezuela sea otro.

    Medio millón de euros. Eso sería lo que recibió cada uno de los diputados vendidos al diablo rojo, por expedir cartas de buena conducta a quienes están detrás de uno de tantos casos de expoliación del tesoro nacional, las importaciones de comida con exorbitante sobreprecio para el programa de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, Clap.  No se sabe finalmente, y ese es un saldo negativo de esta semana, puesto que las interpelaciones más candentes en la Asamblea Nacional se hicieron a puerta cerrada y al final de la semana hubo una suerte de embargo por parte de los tribunales maduristas a la comisión de Contraloría.

    Lo he dicho en varias ocasiones, el silencio no es buen compañero en este, ni en ningún caso. Por más que Juan Guaidó haya jurado que se investigará hasta las últimas consecuencias, el cero reporte de esta semana aviva la llama a sus detractores porque todo huele a raro, porque el que no la debe no la teme, digo, para hablar con claridad, y porque bastante de si mismo ha puesto en las brasas Guaidó, como para ser atacado ferozmente por la sospecha.

    No me gusta tampoco la prosecución del silencio en el tema de la ruptura de relaciones con el exembajador de Colombia, Humberto Calderón Berti. Más, cuando hace apenas unos días el diario ABC de España, sumaba a la tesis de que había un entendimiento entre alfiles del régimen y algunos opositores para traicionar por un lado a Maduro y por el otro a Juan Guaidó, teniendo la conspiración como cabezas, a Diosdado Cabello y al exembajador de Colombia.

    No es bueno callar al respecto, primero porque si no es cierta aquella versión, se deja puerta franca para que se golpee la credibilidad de un hombre que tiene mucho peso en la política venezolana y en el mundo entero. Pero si fuese cierta tal versión, callar da paso a que se imponga la tesis de que la remoción fue la respuesta a que se pidiera investigar supuestos casos de corrupción de allegados de Guaidó en Colombia.  Calderón Berti no guardó silencio, se desvinculó de la supuesta conspiración y echó plomo. ¿La duda, por el silencio, recae en quién?

    De cualquier manera, el presidente interino ha venido reuniéndose con distintas organizaciones políticas  y diversos gremios del país, con miras a unificar el plan de lucha para el 2020.

    Vocerías importantes de la mayoría de toldas que hacen vida en la Asamblea Nacional han dicho que el joven presidente interino contará con los votos para ser reelecto presidente del Parlamento y seguir siendo presidente encargado de la República, mientras se mantenga la usurpación.  Los gremios asisten a su convocatoria.  Y en estos últimos días, seguro habrá reuniones hasta con quienes le quieren disputar el liderazgo. Ya veremos.

    Alguien me dijo, con mucho conocimiento de tauromaquia, que es muy difícil no reconocer que Juan Guaidó es buen torero. Tan difícil como no advertir que este toro, mañoso, violento, letal y corrupto, el Nico de la ganadería Sao Paolo, hace rato que se le pasó de capote.  Que la buena lidia de Guaidó lo obliga a picar, banderillar, muletear y asestar la espada. Que eso lo hace el torero sólo, no el torero y los compañeros del torero.   No sé si todo el mundo entenderá a ese alguien que me hizo el comentario. Yo si entendí lo que me dijo.

    El 5 de enero sabremos también si la operación de los maletines verdes, con la que el régimen y sus enchufados habrían pretendido comprar a nuestros diputados dio  resultado. De cualquier manera contaremos, si los hay, a los traidores, con nombre y apellido. Justo es también contar a los leales al compromiso con el pueblo que quiere cambio, reconocerlos, con nombre y apellido y con conciencia de si son más o son menos. Así debe ser la cosa.

    La aceleración del proceso incoado por la bancada demócrata en el Congreso de los Estados Unidos contra el presidente Donald Trump, sin duda, tiene sus bemoles.

    Por un lado, se ha comprobado que los republicanos están monolíticos para batear a la basura lo que la gente comandada por la señora Pelossi envíe contra el mandatario desde la Cámara de Representantes hasta la Cámara del Senado, que es donde finalmente se decidirá si procede un juicio político contra Trump, y que es la cámara ampliamente dominada por los republicanos.

    Por otra parte, las consideraciones sobre el nivel de distracción que este proceso le podrá ocasionar a Trump, sobre el despelote que el Foro de Sao Paolo ha armado en América Latina, y particularmente sobre el caso Venezuela, país atrapado por garras criminales, tienen que observarse con detenimiento.

    Frente a quienes dicen que las víctimas de la corrupción y el totalitarismo nos fuñimos porque Estados Unidos no nos parará en 2020, yo prefiero pensar que más bien los que acusan hoy a Trump, nos están haciendo un gran servicio:  una acción contundente contra las amenazas a la seguridad nacional estadounidense, en año electoral, suele ser un puntillazo de gran efecto para los presidentes que quieren reelegirse en Estados Unidos.

    Y en el caso de Trump, la nueva situación del estado de Florida, siempre clave para el veredicto final, parece ponerle en bandeja de plata la oportunidad de actuar. El tema es cómo actuar. Una abierta intervención armada en Venezuela, en Cuba, en Nicaragua, por ejemplo, le podría representar tan elevado nivel de riesgo, que las cosas se le podrían salir de las manos.  Otro tema será que se halle el modo de poner a los dictadores entre la espada y la pared, con una amenaza real, creíble. La tendrá lista y sobre la mesa Donald Trump, en torno al caso Venezuela?

    Lea también  Régimen "entre la espada y la pared" por nueva ola de protestas

     

    Pensemos, pensemos …

    Y veamos además los movimientos de Mike Pompeo, el secretario de estado de Trump. Ya la semana pasada había insistido en que siguen todas las opciones sobre la mesa para Venezuela, pero que dado el costo de una intervención por la fuerza se insistiría en el acorralamiento a la viabilidad de financiamiento del régimen madurista.

    Ahora se ha producido una exhortación que no es de poca monta, como la hecha a su homólogo , el canciller ruso Serguei Lavrov, para que reconozca la legalidad de la presidencias interina de Juan Guaidó. Lavrov respondió que en todo caso Rusia aboga por la solución a la crisis venezolana por vía de elecciones transparentes.

    Nos obligamos a recordar que el propio Vladimir Putin, en momentos muy turbulentos para Nicolás Maduro, hace apenas unos meses, en su propia cara dejó claro que reconoce la legalidad de las instituciones venezolanas, de lo que resaltaba su reconocimiento a la Asamblea Nacional y no a la ilegal Constituyente con la que el régimen madurista ha querido burlar y asediar al Parlamento.

    Lea también  Crímenes contra derechos humanos empantanaron de nuevo al régimen en las Naciones Unidas

    En todo caso que Serguei Lavrov hable de elecciones transparentes, deja sobre el tapete que reconoce en Venezuela la existencia de una crisis , también electoral, de donde ciertamente devino la usurpación de Nicolás Maduro, dado que la consulta del 20 de mayo de 2018 fue amañada, convocada por una Constituyente que también vino de un proceso en el que no se consultó al pueblo como lo obliga la Constitución venezolana, con partidos ilegalizados, líderes inhabilitados, presos, en el exilio… en fin, que jugó Maduro un yo con yo de tal forma, que hasta quien se inscribió como candidato opositor terminó el día cantando fraude.

    Pero claro que cualquiera podría decir que Pompeo incurre en una inocentada al pedirle a Rusia que reconozca a Guaidó. El detalle está en que tal petición coincide con que se haya hecho público un radiograma en el que el régimen madurista prueba que ha dado permiso para que fuerzas militares rusas actúen junto a fuerzas cubanas, 45 uniformados de Rusia y 25 enviados por la habana. En un territorio rico en uranio y coltán, materiales de alto valor estratégico. Respecto del oro con el que se financia el régimen madurista, se conoció esta semana que al menos se ha contrabandeado anualmente unas 80 toneladas desde esa misma zona. Valdrá saber si en eso andan también estos militares rusos y cubanos, pillados por el radiograma de la Fuerza Armada venezolana bajo el título de plan soberanía y paz.

    Esto último, que agrava el expediente sobre el cómo Rusia está acompañando de cualquier forma la ola desestabilizadora en el continente, puede estar dando pie a exhortaciones del más alto nivel, como la de Pompeo, y a la vez, puede desatar una serie de ofertas, de negociaciones que incluso beneficien a Rusia en cualquiera otra región, con tal de que pillao como está, con las manos en la masa, formando parte del combustible para avivarlas llamas de una amenaza real contra la seguridad de los Estados Unidos, mejor salga, se inhiba, abandone el maridaje con Nicolás Maduro.

    Rusia y su área de influencia en el mundo, donde radica la posibilidad de que Maduro burle las sanciones internacionales impuestas a su régimen, puede ser una pieza clave que esté moviendo Estados Unidos, antes de proceder con otras opciones, que todas, frente a un régimen denunciado por sus alianzas con el narcotráfico y delitos financieros internacionales, todas, están sobre la mesa.

    Y finalmente se produjo el cambio de timón en la Casa Rosada de Buenos Aires. Alberto Fernández juró como nuevo presidente argentino y es de mayor calibre la incertidumbre del régimen madurista en Venezuela saber cuál va a ser la posición del presidente que ha dicho que Argentina tiene la decisión de pagar su deuda pero no tiene la capacidad financiera de hacerlo en este instante.

    A Alberto Fernández no le asistirá el Hugo Chávez que asistió en su parto financiero a Néstor Kirchner.  En aquellos años, previos a los maletazos, ya en lo que Néstor y cristina calificaron como gesto patriótico, Hugo Chávez se hacía cargo de la deuda argentina con una emisión de bonos que sirvió incluso a una espiral de corrupción que todavía se investiga y que incluso se llevaría en los cachos a los mismísimos  Hugo y Néstor, que ya no están para pagarlo. Lo de los maletazos fue con Cristina.

    Las vacas están raquíticas en Venezuela, asoladas por la corrupción, y no aptas para prestarle ubre a Alberto Fernández, de quien no sabemos aún si estaría dispuesto a mamar, como Néstor y Cristina. Pero de quien si sabemos que por de pronto ha guardado distancia y cautela en su relación con el señor Maduro, que así ha llamado a quien el régimen venezolano llama presidente.

    El vapuleado jefe del régimen venezolano no fue a la toma de posesión del nuevo mandatario argentino. quizá porque Alberto Fernández sí asistió a un discurso en el que se encuentran incluso los que en algún momento fueron amigos del chavismo, pero que por la migración forzada de venezolanos y porque lo de Maduro es cada día más impresentable, resulta siendo casi obligatorio promover: que en Venezuela haya elecciones libres, presidenciales, con árbitros electorales internacionales confiables, y con la posibilidad de que todos los partidos opositores y todos los candidatos opositores que lo deseen participen.

    ¡¡¡Qué dolor de cabeza ché, qué dolor de cabeza!!!!

    Lo que si hizo, raudo y veloz Alberto Fernández, fue abrirle la puerta a quien entre abucheos y denunciados lujos  afrancesados ya no se soportaba en México, me refiero al ex líder cocalero Evo Morales, quien renunció hace poco a su condición de presidente boliviano.

    Esta semana se dieron a conocer detalles de los hallazgos en las residencias allanadas a  Evo Morales en Bolivia, en la que hasta equipos de alta tecnología médica tenía a su disposición, aquel muchacho humilde de Cochabamba, y toda clase de lujos, claro.

    Llegó a Argentina Evo, y en la búsqueda de su condición de refugiado, salta como recordatorio que hay normas obligatorias.  El canciller del presidente Alberto Fernández, Felipe Solá, nos dice que como refugiado Evo Morales no podrá dar declaraciones  políticas mientras esté en el país.

    Solá ha dicho que Evo llegó a Argentina para quedarse. Y uno se pregunta: ¿En serio llegó para quedarse callado?... ¿O más bien para, calladito, urdir la manera de meterse a Bolivia en son de guerrilla? Digo yo, porque su adorado Nicolás Maduro, desde el Foro de Sao Paolo, dijo al mundo que estaban preparando el regreso de Evo a la Paz, y a la presidencia.  Como sus copartidarios del partido MAS en Bolivia han decidido que debe haber nuevas elecciones en el país y que Evo no será el candidato, pues se confunde uno con el cómo es que Maduro y el foro preparan su regreso. Por ahora, calladito en Argentina, y a ver cómo es que se chupa el mate, de coca será. Que existe y es medicinal. Dicen.

     

    VALORA ESTE ARTICULO
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    ( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
    Cargando…
    - Publicidad-

    LO QUE ES TENDENCIA

    Víctima de un juego viral en redes: Niño de 11 años se suicida en Italia

    Un niño de 11 años se ha quitado la vida en Italia tras ser víctima, según la principal hipótesis de los investigadores, del peligroso...

    De varias puñaladas delincuentes mataron a panadero en Cotiza

    El panadero venezolano Daniel Alexander Rivero, de 34 años y residente de San José, Cotiza, murió producto de las heridas que le causaron varios...

    Encuestas de CNN y CBS revelan quién ganó primer debate entre Trump y Biden

    Donald Trump y Joe Biden se han visto cara a cara en el primero de los tres debates programados antes de las elecciones el...

    Iglesia Católica anuncia exhumación de los restos de José Gregorio Hernández

    Los restos de José Gregorio Hernández serán exhumados el próximo 26 de octubre, según un Comunicado emitido por la Arquidiócesis de Caracas.El Papa Francisco...

    Vea cómo llegan los docentes a dar clases en La Guajira (+video)

    Las protestas por la escasez gasolina en Venezuela por escasez de gasolina han vuelto registrarse en el país. Según el último balance del Observatorio...
    - Publicidad-

    Artículos Relacionados

    Cardozo: Venezuela necesita el apoyo y la presión de la comunidad internacional

    “Venezuela necesita el apoyo internacional”, así lo dijo la internacionalista Elsa Cardozo; señaló que se requieren iniciativas que busquen en medio de la presión...

    ¿Qué influencias tienen Rusia, Irán, China y Cuba en el régimen de Maduro?

    La internacionalista Elsa Cardozo afirmó que existe la influencia de otros regímenes autoritarios en el gobierno de Venezuela; aseguró que este predominio de ideologías...

    Entérate cómo Berenice se convirtió en "La Bicha"

    Han pasado muchos años desde que La Bicha se hizo extremadamente popular por su espacio de chismes políticos y judiciales. Antes de llegar a...

    Crímenes contra derechos humanos empantanaron de nuevo al régimen en las Naciones Unidas

    Bielorusia, China, Corea Del Norte, Rusia, Nicaragua, son algunas de las poquísimas representaciones que en la Organización de las Naciones Unidas prestaron soporte al...