Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Mas

    ¿Se descarrilará la lucha por la libertad de Venezuela?

    Con los mejores deseos de un feliz año para los seres queridos se apareja, por obligación ciudadana y patriótica, el mejor pensamiento por nuestra Venezuela: que no se descarrile la lucha por la libertad.

    He sido periodista, periodista de política, político periodista, y siempre ha prevalecido en mi la condición de venezolano. Por Venezuela, dispuesto a muchos sacrificios. Por mi país, obligado a valorar las prioridades. Por nuestra gente, consagrado siempre a contribuir en la construcción de un mejor futuro, de libertad, de prosperidad,  de respeto y de justicia. Esa es la prioridad, y al enemigo, ni agua.

    La investidura del presidente de la Asamblea Nacional, acto con el que el parlamento abre sus sesiones, es este año de una trascendencia especial. El mundo entero estará pendiente de si la figura en la que se centró el apoyo de unos 60 países ha sido derribada.

    Creo que de ser ratificado Juan Guaidó como presidente de la Asamblea y en consecuencia se abre un nuevo lapso de basamento legal a su presidencia interina de la República, lo mejor que puede pasar para Venezuela es que su trabajo se redimensione en lo político y en lo comunicacional.

    Hasta este momento las cuentas sobre los votos necesarios para su reelección parecieran estar claras y definitivas, por lo que, no obstante la fotografía final del evento en la Asamblea, todos los actuantes, “verdaderamente opositores al régimen”, deberán autoexaminar el saldo de sus acciones en 2019, empezando por la propia plataforma del presidente Guaidó.

    Esa plataforma, a mi juicio, debería acceder a consejos dados de buena fe, como el de dar al presidente interino de la República una mayor independencia de las líneas que tracen las alianzas partidistas que la integran.

    Es decir, que obligado a revigorizar la presidencia interina para seguir en eso de construir más capacidades internas y externas, Guaidó debe ser liberado de disciplina partidista. En esa nueva condición, tendrá mayor capacidad de acción y obviamente más graves responsabilidades, pero en todo caso más fuerza.

    Este, que es un tema político y que pasa por decisiones y preferiblemente convenimientos generales de los verdaderamente opositores al régimen, debe tener una repercusión en lo comunicacional. Un pilar fundamental de esta presidencia interina es la imagen, y el retardo en la comunicación de respuestas a asuntos importantes durante 2019 ha incidido en los niveles de claridad y de percepción de esa imagen, sometida por cierto a embates feroces del régimen madurista y también de factores de la oposición.

    Cuando el silencio ha sido la respuesta, el daño ha sido superior. Y si antes mencioné que mayor autonomía para Guaidó le significa más graves responsabilidades, es porque ahora su opinión debería ser desprovista de ataduras partidistas, y plenamente percibida como plegada sólo a su conciencia y a su auténtico compromiso con la liberación del país.

    Esta aspiración, por cierto, no constituye un llamado antipartidista. De paso creo que Guaidó sabe muy bien que en este nuevo período, aún con autonomía superior como presidente interino, así como echó adelante a finales de 2019 un programa de consultas con sectores de la sociedad civil, gremios y academias, deberá abrir sus puertas al mejor entendimiento con todas las organizaciones políticas, sin excepción, en las que se sabe que luchan verdaderos opositores al régimen. Eso no quiere decir que rompa con Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo.

    Lea también  Régimen "entre la espada y la pared" por nueva ola de protestas

    El mismo presidente interino ha declarado de manera pública que está consciente de que no vivimos un tiempo  de campaña electoral y que pese a todos los inconvenientes que surgieron en los últimos meses, tanto nacionales como internacionales, la primera prioridad sigue siendo el fin de la usurpación.

    Una mejor explicación al país de los escollos enfrentados hasta ahora y del plan general para lograr ese objetivo, abatirá los fantasmas de la duda. De nuevo, hacerlo con espontaneidad y libertad política, lo ayudará mucho.

    La decidida actitud de enfrentar a la corrupción, donde quiera que se encuentre, debe pasar por una más fuerte promoción al proceso de la designación de una figura especial contralora. La lentitud de comisiones partidistas ha hecho daño y su comprensión a tal ritmo, ha sido radicalmente incomprendida y más bien convertida en argumento de quienes le han atacado empujando su figura al terreno de la desconfianza.

    En 2020 se supone que tomarán cuerpo tanto los presupuestos de otros países formalmente destinados a ayudar a la lucha por la libertad en Venezuela y, fundamentalmente, a potenciar el socorro humanitario. Una buena instancia contralora, por más de que se trate de algo especial, y una más directa y clara comunicación del origen, modos de administración y destino de los fondos, quitarán soporte a quienes apuestan al descarrilamiento del proceso de cambio por el desprestigio de quien lo lidera.

    Lea también  Régimen "entre la espada y la pared" por nueva ola de protestas

    Finalmente, una mayor autonomía para el presidente interino, será clave a la hora de fijar posición, como líder del país opositor, cuando desde el campo de la usurpación provenga el reto explosivo de convocar a elecciones en 2020, exclusivamente parlamentarias, y preferiblemente con las mismas autoridades electorales.

    He escuchado a Guaidó, en esas consultas de fin de año, decir que tanto siguen estando sobre la mesa todas las opciones, incluso las de la fuerza, para liberar a Venezuela, como que no hay cabida a hablar de elecciones con Maduro en el poder y sin que se incluya la elección de un nuevo presidente.

    Entiendo bien cuando ha explicado que el uso de la fuerza depende de decisiones de otras naciones y que esas son capacidades sobre las cuales no gobierna el presidente interino de Venezuela, puesto que sería en vano, más bien contraproducente, invocar una intervención y que el silencio sea la respuesta.

    También entiendo que su opinión final, cuando los usurpadores lancen su desafío electoral, estará siendo esperada ansiosamente por la mayoría de los venezolanos y también por el concierto de los países que lo han acompañado hasta esta fecha. Ese artefacto explosivo será activado seguramente en cuestión de horas o días y sin duda será la primera gran prueba para Juan Guaidó.  Si sintoniza con el sentir de la mayoría de los venezolanos, seguro sumará a sus fuerzas como presidente interino, incluso a quienes lo detractan desde algunas trincheras auténticamente opositoras. Si todos sincronizan, pronto podremos decir que  el proceso de liberación, no se descarriló.

    VALORA ESTE ARTICULO
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    ( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
    Cargando…
    - Publicidad-

    LO QUE ES TENDENCIA

    Por esta alamante razón aislan a 46 médicos en el estado Lara (+detalles)

    El Colegio de Médicos y la organización Médicos Unidos de Venezuela de Lara confirmaron que al menos 46 médicos del Hospital Central de Barquisimeto,...

    Sismos sacuden nuevamente la madrugada venezolana

    La madrugada de este martes se registraron dos nuevos sismos en el territorio nacional. Uno localizado en Güiria, en el estado Sucre. El otro...

    Maestra china condenada a muerte por haber envenenado a 25 alumnos

    Una maestra china resultó condenada a muerte por haber envenenado a 25 alumnos de entre tres y seis años, de los cuales uno murió,...

    Venezolanos en la mira: Chile endurece control de sus fronteras para frenar migración

    Chile endurece control de su frontera en el desértico para frenar la migración. Persigue "desmantelar" las bandas delictivas que ingresan personas de manera clandestina...

    Al actor venezolano le cayeron críticas: Edgar Ramírez compara a Trump con Chávez

    El actor Edgar Ramírez comparó este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el expresidente venezolano Hugo Chávez. Señalamientos que no cayeron...
    - Publicidad-

    Artículos Relacionados

    Régimen "entre la espada y la pared" por nueva ola de protestas

    Desde el 25 de septiembre hasta esta hora, en Venezuela ha crecido una ola de manifestaciones populares pidiendo cambio, servicios públicos de inmediato y...

    Guaidó exige a ONU la responsabilidad de proteger DDHH de Venezuela

    En esta nueva entrega de Desclasificado, con el periodista Miguel Ángel Rodríguez, se resaltó el mensaje del presidente interino, Juan Guaidó, hacia los delegados...

    Adriana Pichardo responde sobre investigación de supuestos casos de corrupción

    Al jurar como presidente interino el 23 de enero de 2019, Juan Guaidó prometió trabajar en prioridades: socorrer a la población inmersa en una...

    Pichardo pide a los militares verse en el grave informe de la ONU

    La jefa de la fracción parlamentaria de Voluntad Popular, y Presidenta del Observatorio de los Derechos Humanos de la legítima Asamblea Nacional, pide a...