Muere a los 66 años Anthony Howe, exintegrante de Bad Company

BAD COMPANY

El músico británico Brian Anthony Howe, ex líder vocal de la banda Bad Company, murió en su casa en Estados Unidos a los 66 años por problemas cardíacos, informaron este jueves miembros de su familia.

El artista, que se separó del grupo de rock en 1994, falleció como consecuencia de un paro cardíaco en su residencia en el estado de Florida, detalló posteriormente en un comunicado su representante, Paul Easton, quien lo describió como "un padre amoroso, un amigo y un ícono de la música".

Howe comenzó su carrera artística en 1984, cuando trabajó en el disco "Penetrator" de Ted Nugent. Así lo detalló la agencia EFE.

Sin embargo, se dio a conocer en todo el mundo un año más tarde cuando reemplazó a Paul Rodgers como el cantante y uno de los compositores de Bad Company.

Durante su temporada con la banda, sus integrantes presentaron un total de cinco discos.

Entre sus principales éxitos se destaca el álbum "Holy Water" (1990), producción que contenía el hit "If You Need Somebody", el más taquillero de Bad Company y que les valió varios discos de platino.

Lea también  Evaluna Montaner bailó como nunca: Sexy y tierna (Video)

En 1994, Howe decidió lanzarse como solista y fue así como presentó sus tres últimos discos: "Tangled Blue", de 1997; "Circus Bar", de 2010; y "Hot Tin Roof", de 2017 y bajo su propio sello disquero, Howe Records.

Precisamente, ese último año el artista sufrió un infarto masivo, que le hizo suspender sus planes de una gira europea, que jamás se realizó, y le llevó a no publicar más música.

En una entrevista con el diario Fort Myers News Press el año pasado, Howe admitió que la experiencia había sido "aterradora" y que por un tiempo se quedó prácticamente sin habla.

Al comentar su experiencia musical, el artista dijo entonces: "Es fantástico ser aceptado con un tipo que puede escribir canciones que la gente disfruta. Nunca he podido superar que cuando salgo al escenario la gente se sabe la canción probablemente mejor que yo. Y eso es un regalo para un artista de cualquier estatura".

Howe concluyó: "He tenido una vida muy loca y surreal, pero es increíble. Me ha fascinado"