Fuertes declaraciones impidieron al asesino de John Lennon salir bajo palabra (Video)

Tras cuarenta años del suceso, Chapman expresó que sus acciones fueron "despiadadas" y "espeluznantes". Declaró que de vez en cuando piensa en el dolor que le infringió a Yoko Ono, esposa de Lennon

Fuertes declaraciones impidieron al asesino de John Lenon salir bajo palabra
Foto Cortesía.

Una comisión de libertad condicional estudió por onceaba vez el caso de Mark David Chapman, el asesino de John Lennon y a quien le fue negada su libertad nuevamente. El motivo de la negativa se debió a las fuertes declaraciones que emitió ante la comitiva. Con 65 años de edad, el preso dio su opinión con remordimiento por haber matado al músico e integrante de The Beattles.

“Lo asesiné... porque él era muy, muy, muy famoso y esa es la única razón y yo buscaba en gran, gran, gran medida la gloria para mí. Muy egoísta”, indicó el recluso en una transcripción que se hizo pública el pasado lunes.

Tras cuarenta años del suceso, Chapman expresó que sus acciones fueron "despiadadas" y "espeluznantes". Declaró que de vez en cuando piensa en el dolor que le infringió a Yoko Ono, esposa de Lennon.  “Sólo quiero que ella sepa que ella conoce a su marido como nadie más y sabe el tipo de hombre que fue. Yo no”, dijo.

Mark Chapman le disparó cinco veces a John Lennon, el 8 de diciembre de 1980, en su residencia en Upper West Side de Manhattan. Solo cuatro disparos impactaron en el cuerpo del occiso y le causaron la muerte en cuestión de minutos.

Más temprano el artista le habría firmado al asesino un autógrafo en una copia de su disco "Doble Fantasy".

Lea también  Daniella Álvarez probó su destreza al volante en este video que compartió en sus redes

Gloria Hiroko Chapman, quien es esposa del asesino de John Lennon, reveló que su pareja le había comentado los planes de matar al músico y a su esposa en Nueva York. Plan que no cometió en su primer intento por el amor que le tenía a la mujer, de ahora 67 años. Tiempo después, ella se deshizo de un arma de su marido.

“Merezco cero, nada. En aquel entonces merecía la pena de muerte. Cuando planeas intencionalmente asesinar a alguien y sabes que está mal y lo haces por ti, eso es una pena de muerte ahí mismo, en mi opinión”, acotó Mark Chapman.

En ese sentido, al preso por homicidio le niegan anualmente la libertad condicional cada vez que él la solicita. Agregó que no "tendría ninguna queja" si la comisión decide dejar de por vida en prisión. Su sentencia es de 20 años a cadena perpetua en el Centro de Reclusión de Wende.

El siguiente audiovisual trata de la película del asesinato del integrante de la agrupación británica The Beattles, por Mark David Chapman, la noche del 8 de diciembre de 1980.