¡Bienvenido! Emilio Lovera ha vuelto a Venezuela

Emilio Lovera cada vez que se sube a un escenario, siente nervios. Pero para él, el día que deje de sentirlos, que no experimente esa energía, no se presentará.

Ha pasado más de un año desde que le diagnosticaron cáncer de colon. La aplicación de quimioterapias, pasar un buen tiempo sin actuar, cuidando su salud, le hizo cargar las pilas. Emilio, aunque luce algo cansado, no le quita nadie que ha agarrado impulso para seguir. Junto con Laureano Márquez, hacer lo que tanto éxito le ha dado: hacer reír a todo un país con sus ocurrencias.

¿Te emocionó volver a Venezuela?

—Obviamente sí. La gente, al no saber por qué había dejado de presentarme, creyó que me había ido del país, que estaba viviendo afuera o algo así. La gente me recibió con mucho cariño. Yo me siento muy bien y no puedo ocultar que mi gran preocupación siempre había sido saber con qué fuerza iba a volver al escenario. Desde el principio ha habido una evolución. Desde el principio, hablo que empecé a trabajar hace un mes y un poco más. Es decir, la recuperación del diafragma, los músculos abdominales, el control de la voz, todo hasta ahora va marchando bastante bien.

¿En algún momento pensó que el regreso tomaría más tiempo?

— Nunca dudé de que iba a volver, pero sí dudé de si volvería en condiciones de poder actuar. Lo que me pasó fue que volví pero no sabía que no me sentía al 100% de salud. Sin embargo, me di cuenta de que sí tenía muchas posibilidades de una total recuperación. Haberme presentado en mi país, en el Anfiteatro El Hatillo por primera vez desde el año pasado, sentir el calor de la gente… Simplemente me hizo muy feliz.

Canje de cromos entre los Caribes y los Tigres en la LVBP

¿Separados al nacer? Antoine Griezmann y Joaquin Phoenix son carne de memes