Hoy se conmemoran 90 años del nacimiento de Alfredo Sadel, el "Tenor favorito de Venezuela"

Alfredo Sánchez Luna, mejor conocido como Alfredo Sadel, representó a Venezuela en los más grandes escenarios de Europa y América, su poderosa y versátil voz hizo que le apodaran el "Tenor favorito de Venezuela".

Manuel Alfredo Sánchez Luna nació el 22 de febrero de 1930 en la Caracas de los techos rojos, en la parroquia San Juan; era uno de los tres hijos de Manuel Sánchez Benítez y Luisa Amelia Luna.

Desde pequeño mostró aptitudes para la música y el arte; dichas habilidades no pasaron desapercibidas en el colegio Salesianos de Caracas donde los Padres Calderón y Sidi se hicieron cargo de su instrucción musical, quienes se encargaron de pulir su voz y perfeccionar su presentación escénica.

Su primer paso fue en la Catedral de Caracas, cuando cautivó a todos con su canto del Ave María, ahí dio el gran salto a la Escuela Superior de Música de Caracas, continuando en ciudades como México, Nueva York, Buenos Aires, Barcelona, en las que se instruyó en el solfeo, piano, armónica y composición. Con información de Globovisión.

Aunque su punto fuerte era la música, se caracterizó también por ser un artista integral con habilidades para el dibujo y la pintura. Muchas de sus caricaturas fueron publicadas en varios medios impresos de la época, entre ellos el diario La Esfera y la revista Fantoches, trabajo el cual era supervisado por los maestros Jesús Soto y Carlos Cruz-Diez.

Un nombre artístico en honor a su ídolo

Durante la década de los cuarenta decide cambiarse el nombre a Alfredo Sadel, una mezcla de su apellido (Sánchez) y su más grande ídolo, Gardel.

A partir de este momento inicia su partición en Radio Caracas y en la Radiodifusora Venezuela, donde acompaña a Magdalena Sánchez "La Reina del Cantar venezolano"; pero la cumbre de su carrera fue en 1948; tras la grabación del pasodoble “Diamante Negro”, primer disco de fabricación nacional, con 20.000 copias vendidas, seguido por sus temas "Son dos palabras" y "Desesperanza" el cual sería la canción del año en 1949.

No se limitó a la música, la radio y la pintura

En la década de los 50 debutó como actor en la pantalla grande al protagonizar el film “Flor del Campo” largometraje que le abrió las puertas en la industria cinematográfica y lo llevó Estados Unidos a realizar más actuaciones.

Para 1955 es llamado por México para participar en las péliculas “Tu y la mentira”, “El Ratón”, “Martín Santos el llanero”, “Un Venezolano en México”, para la fecha el artista también habría grabado “Mi canción”, primer disco de 12 pulgadas.

Su amor por el género popular de boleros, valses, rancheras, pasodobles y danzones popularizaron las composiciones de artistas venezolanos como: Chelique Sarabia, Conny Méndez, Aldemaro Romero y María Luisa Escobar, promoviendo también el Plan Nacional de la Ópera en Venezuela.

A mediados de los ochentas se radica en Nueva York; su mayor deseo era el de presentarse con la Metropolitan Opera de Nueva York; el 15 de mayo de 1988, debuta en el Teatro Teresa Carreño, junto a la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

En la madruga del 28 de junio de 1989 donde a sus 59 años de edad, dio su último suspiro en Caracas; su voz inmortal y su memoria perdurarán para siempre en la historia venezolana.

Dos muertos y 51 infectados por coronavirus en Italia alertan a Europa

Motorizados tirotearon a una mujer para robarle el teléfono en los Valles