Investigan Fiesta del Príncipe Joaquín de Bélgica por infectados con COVID-19

En la íntima actividad asistieron no más de 27 invitados. El príncipe ha sido el primero en confirmar su contagio tras el encuentro.

Foto: Relacionada.

Entre reyes y príncipes son muchas las historias que se dicen, este capítulo le tocó al príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey Felipe de Bélgica, quien ha dado positivo por coronavirus, según han informado fuentes del Palacio Real belga.

Joaquín había pasado los últimos meses en Bélgica y finalmente regresó a España el lunes pasado, razón por la que al divertido príncipe se le ocurrió organizar una fiesta de bienvenida en Córdoba, junto con un grupo de amigos, el pasado martes. Pero ¡uf!  error a Joaquín se le pasó por alto las medidas de cuarentena.

En esta íntima fiesta participaron no menos de 27 personas de la alta sociedad, se organizó en una casa privada y -seguramente en un lugar exclusivo-.

Con 28 años de edad, el príncipe Joaquín, no cumple función oficial dentro de la familia real belga, sus desplazamientos corresponden a su vida privada y es el noveno en la línea de sucesión al trono.

La Fiesta en Córdoba

Las investigaciones sobre el exclusivo evento ya iniciaron y según el informe emitido por la junta de Andalucía a la Subdelegación del Gobierno de Córdoba.

Joaquín se desplazó desde Bélgica a Madrid en avión, el 24 de mayo. Luego tomó como destino Córdoba. Transcurrido dos días, el 26 de mayo se reunió con amigos y familiares en su fiesta privada.

Justo el 27 de mayo la sintomatología del coronavirus se hizo evidente en el aristocrático, pero fue el día 28 cuando se confirmó que en efecto se había infectado por coronavirus, luego de practicarse una prueba de PCR.

Seguido de confirmarse el contagio en el Príncipe, inmediatamente, el Distrito Sanitario de Córdoba activó el protocolo que realizan los epidemiólogos en los centros de salud y las medidas preventivas en el Hospital Reina Sofía. Inició el rastreo pormenorizado de las personas que han tenido contacto con una persona contagiada.

La Fiesta de Joaquín rompió las reglas

De los 26 invitados presentes en la fiesta, además del príncipe belga, cinco procedían de Sevilla, por lo que Epidemiología de la Delegación de Salud y Familias de Córdoba comunicó el caso a su homónima en Sevilla. Aunque en un principio fue "imposible" ponerse en contacto con esas cinco personas, ya habrían sido localizadas y puestas en aislamiento, al igual que el resto de asistentes.

Por otra parte, la Subdelegación del Gobierno en Córdoba inició averiguaciones dirigidas por la Policía Nacional, para precisar las negligencias que se pudieron cometer y que pudieran ser contrarias a la intención de las autoridades y la ciudadanía en general que buscan controlar la curva de contagios en Córdoba.

Córdoba está en la fase 2 de la desescalada y entre las medida sólo se permiten las reuniones de 15 personas. Asimismo, tampoco está permitido los viaje hasta pasarse la fase 3.

Finalmente, uno de la más grandes negligencias es que el aristócrata viajó a Córdoba sin ningún tipo de control.

Esta situación ha llevado a la Subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, a expresar su profundo malestar e indignación por conductas, dijo:

irresponsables que ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa durante el estado de alarma y el confinamiento

Ha asegurado, además, que serán implacables con la ley y se impondrán las sanciones pertinentes en caso de que se confirmen las conductas irregulares.

embajador

"Esta ayuda no tiene objetivos políticos": embajador de Alemania sobre insumos de Unicef

Diputado Valero: “Destruyeron al país y nos condenaron a cargar tobos con agua y hacer colas”