La Fuerte Influencia de la Reina Obligó al Príncipe William a Dejar sus Sueños

Cuando se trataba de servir en las Fuerzas Armadas Británicas, fue un constante e inquebrantable “no” que recibió William de la reina Isabel II.

La Fuerte Influencia de la Reina Obligó al Príncipe William a Dejar sus Sueños
Foto: Cortesía.

El duque de Cambridge, William, es evidente que ya está preparado para ser el digno representante de una nación. Aunque pareciera que la capacidad de gobernar es algo natural en el duque, según la revista New Idea, hubo un instante en el que William quiso decidir por completar una carrera profesional como alternativa, pero la reina Isabel II le cortó la inspiración.

La estabilidad en la vida del duque William se ha visto más solidificada luego de su unión con Kate Middleton el 29 de abril de 2011.

En el documental William and Kate: Too Good To Be True; se supo, según información del comentarista real Simon Vigar  que “William tenía prohibido seguir una carrera en el ejército”. Vigar aseguró, “no tenía permitido acercarse a la línea del frente”.

El inquebrantable "no" de la Reina a William

El duque se entrenó para ser piloto de helicóptero. Pasó dos años volando para emergencias, sin embargo, cuando se trataba de servir en las Fuerzas Armadas Británicas, fue un constante inquebrantable “no” de la reina

"William estaba desesperado por permanecer en el ejército y, por supuesto, se entrenó para ser piloto de helicóptero. Pero al final, no se le permitió acercarse a la línea del frente”, agregó Simón Vigar.

La jefa suprema dijo que no porque es el segundo en la línea del trono

 Declaró Simón Vigar quien es comentarista real y ha asegurado que, que los sueños militares de William se hicieron añicos, pero el duque encontró un terreno cómodo con la monarquía, tras pasar unos años entrenó sus habilidades para ayudar a otros. Se volvió a entrenar como piloto de búsqueda y rescate en Anglesey”,

 Ayudó a salvar muchas, muchas vidas volando en ese helicóptero amarillo alrededor de las Islas Británicas. Así que eso le dio un papel significativo. Y eso significó mucho para él.

El hijo mayor de Carlos, príncipe de Gales y la recordada princesa Diana, William, ha idemostrado en más de una oportunidad su disposición al servicio, recientemente permitió que ambulancias aéreas aterrizaran y reposaran en el jardín privado de su casa de Londres del Palacio de Kensington, en medio de la pandemia de coronavirus.

La cortés receptividad de William no es una sorpresa; el servicio de ambulancia aérea está casado con la nobleza que hay en sus acciones.

Conozca lo que prepara EEUU para "vencer la censura" en Venezuela, según Elliott Abrams

¡MIEDO Y CENSURA! Periodismo en tiempos de revolución (video + testimonios)

¡Cristo bendito! Cerrarán por completo la ciudad de Belén por brote de coronavirus