La venezolana Natasha Pérez temió por su seguridad al interpretar a la asesina de Selena en la serie de Netflix

Foto relacionada

El portal El Telégrafo informa que cuando a Natasha Pérez le ofrecieron hacer el casting para la serie de Selena, con una foto de Yolanda Saldívar, la actriz vio que el suéter que traía puesto era muy parecido a uno que tenía su mamá.

Al ponerse la prenda de su madre, le contó a a Entertainment Weekly, se reconoció como Yolanda, así que hizo el casting y se quedó con el papel de la polémica mujer que pasó de ser mano derecha y amiga de Selena Quintanilla, a ser su asesina.

Yolanda Saldívar actualmente está en prisión.

“Yo había interpretado villanas en el teatro, y antes de hacer la serie hice una villana para una película por primera vez, pero era una comedia, así que el hecho de hacer a esta mujer era un paso muy importante en mi carrera", un paso que, ella sabía, podía tener sus consecuencias.

“Recuerdo haber pensado qué se siente interpretar a un villano malvado. Sonaba fascinante desde el punto de vista de un actor, diseccionar qué es lo que pasa por la mente de alguien como ella. Recuerdo estar trabajando con la directora en la escena y me preguntó cómo me sentía, le dije que me sentía conflictuada. La actriz en mí se siente fascinada con el viaje de un personaje complicado, pero el ser humano (mi yo) tiene todo tipo de sentimientos. La actriz en mí también está preocupada por su seguridad. Mucha gente se lo toma muy en serio y cree que es real, en este caso, el personaje es real, pero no soy yo, yo no soy ella”, dijo a la revista. El Telégrafo.