78% de los pacientes recuperados de COVID-19 puede desarrollar otras afecciones2 min read

4
78% de los pacientes recuperados de COVID-19 puede desarrollar otras afecciones
Cortesía: Shutterstock

El coronavirus continúa causando una considerable morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Pero no solo eso, informes señalan que pacientes recuperados de COVID-19 pueden quedar afectados del sistema cardiovascular.

Hasta ahora, el énfasis principal de las investigaciones había estado centrado en las complicaciones respiratorias agudas, especialmente en pacientes críticos.

Para comprender mejor la prevalencia, el alcance y el tipo de secuelas cardiovasculares, un grupo de investigadores del Hospital Universitario de Frankfurt, examinó proactivamente a pacientes con una infección reciente documentada por COVID-19. Utilizó marcadores serológicos de lesión cardíaca e imágenes en profundidad altamente estandarizadas con resonancia magnética cardiovascular (CMR).

En el estudio prospectivo observacional de cohorte, publicado en la revista JAMA Network se identificaron 100 pacientes recientemente recuperados de la enfermedad COVID-19 del Registro COVID-19 del mismo hospital entre abril y junio de 2020. Todos los participantes se consideraron elegibles después de un mínimo de dos semanas desde el diagnóstico original si tuvieron resolución de síntomas respiratorios y resultados negativos en una prueba de hisopo al final del período de aislamiento.

Lea también  Dos ciudadanos extranjeros estarían planeando presunto atentado contra Iván Duque

Revelaciones

Los hallazgos revelados por la investigación demostraron afectación cardíaca en 78 pacientes (78%) e inflamación miocárdica en curso en 60 pacientes (60%). Independientemente de las condiciones preexistentes, la gravedad y curso general de la enfermedad aguda y tiempo desde el diagnóstico original. Estos hallazgos indican la necesidad de una investigación continua de las consecuencias cardiovasculares a largo plazo de COVID-19, reseña el portal Infobae.

De los 100 pacientes incluidos, 53 (53%) eran hombres, y la mediana de edad era de 49 (45-53) años. El intervalo de tiempo medio entre el diagnóstico de COVID-19 y el estudio fue de 71 (64-92) días. De los 100 pacientes recientemente recuperados de COVID-19, 67 (67%) se recuperaron en el hogar, mientras que 33 (33%) requirieron hospitalización. Se obtuvieron características demográficas, marcadores de sangre cardíaca y resonancia magnética cardiovascular (CMR). Se realizaron comparaciones con grupos de control sanos de edad y sexo de voluntarios sanos y pacientes con factores de riesgo.

Si desea conocer más detalles del amplio informe, visite a Infobae.