A la antigua: por falta de gas cocinan a leña en escuela de Mérida

Fotos: Jade Delgado

La Unidad Educativa Hipólito Elías Gonzalez está ubicada en la población de Ejido del estado Mérida: Es una institución donde las trabajadoras de la cocina deben preparar los alimentos a leña ante la falta del servicio de gas doméstico. Se trata de una situación compleja que podría afectar la salud del personal y los niños, como consecuencia del humo que emite el fogón.

Danila Mesa es cocinera y quien durante más de 4 horas se expone al humo cuando prepara la comida, dijo que sus compañeras están enfermas y no pueden hacerlo porque perjudicarían aún más su salud. "Una sufre de asma, otra de sinusitis (...) es fuerte pero tenemos que hacerlo para darle comida a los niños", lamentó.

Denunció además que no cuentan con productos de limpieza ni esponjas para lavar las ollas y eliminar el carbón que queda luego de cocinar como se hacía en la prehistoria. "Nosotras mismas traemos las esponjas y el jabón, a veces pedimos, a quien le corresponde lavar trae su esponjita de brillo, esto lo hago por los niños, tenemos que darles comida y no queremos parar", afirmó Mesa.

Ysmari Ávila, subdirectora de la institución, señaló que no cuentan con cilindros propios. "La alcaldía de Campo Elías se comprometió con donarlos pero a última hora dijeron que teníamos que cancelar una cantidad bastante alta de dinero y de dónde vamos a sacar recursos, si más bien debemos traer lápices y hojas recicladas para trabajar", argumentó.

La docente explicó que el personal tiene una disposición enorme y bastante mística, sin embargo, consideró que es obligatorio el compromiso por parte del Estado para proveer los recursos necesarios en la institución y promover la educación.

Niños almuerzan solo arroz con leche

 

Durante el recorrido hecho por Caraota Digital, se constató que los niños almorzaron solo arroz con leche ante la falta de proteínas y vegetales, los cuales deberían ser enviados por el Programa de Alimentación Escolar (PAE), igualmente se conoció que en los próximos días no contarán con alimentación por la falta de comida, personal y gas.

Ante la falta de insumos, los padres y representantes son quienes colaboran con alimentos para la escuela. "Ellos mandan con los niños una papita, un tomatico, una auyamita y hasta los aliños y sal", dijo Danila Mesa.

Otra denuncia hecha por los empleados, es la avería de las dos neveras, un escenario que impide refrigerar los alimentos, a esto se suma el mal servicio de agua potable que desde años ha afectado a la comunidad, pues cuentan con agua dos horas al día.

 

Imparten clases con luz solar

 

La falta de bombillos y el deterioro de los cables del sistema eléctrico es otro problema que padecen, la mayoría de los salones no tienen iluminación y las clases son desarrolladas gracias a la luz solar que entra por las ventanas, de lo contrario sería imposible, por otra parte, las filtraciones han originado humedad en las paredes y el techo, otro problema que se añade a la lista de penurias y que podría ocasionar daños a la salud de los estudiantes.

Se verificó que la sala de informática está cerrada debido que la mayoría de las computadoras se dañaron, hasta la fecha nadie se ha preocupado por repararlas, de 23 solo 3 funcionan y fue necesario cerrar el área ya que son más de 300 niños inscritos en el centro educativo, quienes requieren de todas las máquinas operativas.

En la urbanización Don Luis, lugar donde funciona la escuela, el servicio de transporte público desde hace tres años dejó de circular, docentes, niños, padres y representantes deben caminar obligatoriamente cada día una cuesta ante la desatención de las autoridades, quienes jamás se han preocupado por solventar todos los problemas antes mencionados.

Entrenar con más peso del que puedes alzar, te ayudará: ¿verdadero o falso?

Funcamama

CLX Samsung y Funcamama juntos por una noble causa