"A quien no le gusten las corridas de toros quédense en su casa": alcalde de Mérida sobre la Feria del Sol

Foto: Jade Delgado

Luego de ser suspendida en dos oportunidades, primero en el año 2014 y luego en 2019, debido a la crisis política, económica y social que padece el país, se reactivará nuevamente la Feria Internacional del Sol en Mérida, evento que se efectuará en febrero de 2020. El mensaje del alcalde Alcides Monsalve fue claro al decir: "a quien no le guste la corrida de toros quédese en su casa".

Monsalve manifestó que desde la alcaldía están convencidos que la Feria del Sol aparte de ser una actividad que sirve para la distracción genera tres meses de la actividad económica que tiene que ver con el municipio Libertador.

"Sabemos que hay personas críticas, antitaurinas o antiferias y el mensaje nuestro es claro y contundente, a quien no le guste la corrida de toros quédese en su casa, pero desde la municipalidad vamos a impulsar todo lo que sea necesario para reactivar el esquema económico de la ciudad", afirmó.

Recordó que la actividad ferial no genera cargas a la municipalidad, ya que cada uno de los eventos que se realizan generan recursos que serán invertidos en la propia feria y en bienes y servicios para el municipio. Igualmente detalló que hicieron un decreto que garantiza la posibilidad de cumplir con el Carnaval Taurino de América en los próximos años.

Por su parte, Juan José Guerrero, de la empresa taurina Ramguertauros, explicó que la Feria del Sol es una actividad totalmente legal y los empresarios tienen derecho al trabajo, "pero vamos verlo desde el punto de vista global de la ciudad, si se dejan de hacer son más de 2.600 personas que de forma indirecta se dejan de beneficiar, que laboran alrededor de la plaza de toros, personas que no tendrán la posibilidad de producir si no hacemos el Carnaval Taurino de América".

Por otra parte, señaló que también se podría beneficiar el sector turismo, los hoteleros, propietarios de restaurantes. "El tema del chantaje moral que no estamos para toros ya está bien, yo tengo mi derecho a trabajar", apuntó.

Instó para que las ferias sean vistas como un motor productivo y económico para Mérida. "Para nadie es un secreto que estamos viviendo momentos difíciles en lo económico y en lo social, son situaciones que tenemos que seguir solventando y con lo que estamos conviviendo, no digo que nos tenemos que acostumbrar, queremos que todo se normalice", agregó que mientras la situación se mantenga las personas deben seguir respirando, viviendo y trabajando.

Dijo además que ante la problemática actual los paliativos de orden comercial son fundamentales. "Venimos este año de una suspensión de las ferias por razones conocidas y justificadas, por la conmoción política y social",, dijo y sin embargo recalcó que la suspensión no solucionó nada. "En el 2014 vivimos una situación similar", señaló.

¡Histórico! Gobierno de Colombia firmó contrato para metro de Bogotá

¿Cuándo llevar a mi hija al ginecólogo?