Aceite que se untaba a niños abusados sexualmente en Táchira podría contener burundanga

Foto: Referencial

A la espera del "aceite consagrado" que se les untaba a los niños abusados sexualmente, la cual fue enviada a un laboratorio del estado Mérida, se encuentra el Ministerio Público del Táchira, en el marco de las investigaciones iniciadas la semana pasada a un pastor evangélico, señalado ahora por 11 víctimas, por los presuntos delitos de actos lascivos y abuso sexual infantil.

La onceava víctima sería un adolescente de 17 años, detenido el jueves en Barrancas, el cual también fue violado y objeto de las aberrantes acciones del pastor de 25 años.

No solo abusó sexualmente sino que, aparentemente obligaba a hacer lo mismo con al menos dos de los niños, y fue por ello que los infantes los señalaron inicialmente.

Pero el joven también fue señalado, junto a otros dos adolescentes-ayudantes, por el propio pastor, de ser los responsables de los actos lascivos y violación de los menores, acusación que, a juicio de personas vinculadas a la investigación, se trató de un presunto desesperado intento por desligarse de los hechos que le imputan.

Se dijo que el menor ha aportado información al caso. Reveló que en las llamadas vigilias nocturnas o "pijamadas", que el pastor organizaba para los niños, estos eran dopados al entrar en contacto mencionado aceite que les untaban en las mansos, para luego incitarlos a masturbarse, y que sería en ese momento cuando ocurría la situación en contra de los infantes.

Es por esta razón que se decidió analizar el aceite, por cuanto presumen que contiene escopolamina, o mejor conocida como burundanga. De confirmarse esta sospecha, las indagaciones se redireccionarán hacia la procedencia un origen del aceite con la droga, pues se sospecha que al menos otro adulto estaría implicado en el hecho.

"Defenderemos la autonomía hasta con nuestras vidas": estudiantes de la UC (Video y fuerza)

EEUU sale del tratado de los Cielos Abiertos

Se acaba la luna de miel entre Trump y Chevron por el caso de Venezuela