Arria exhortó a apretar el final. "A Maduro solo le queda la falda de su niñera Cilia"

Lo que menos preocupa para finalizar con el régimen dictatorial en Venezuela es el propio Nicolás maduro, sino el comportamiento de las fuerzas armadas, que tienen que comprender que su actuación tiene implicaciones muy profundas y posibles juicios futuros.

Tal es la opinión Diego Arria, quien fuera embajador venezolano y presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En un contacto virtual con el programa Aló… buenos días, transmitido por EVTV Miami, Arria subestimó al jefe del régimen: "A Maduro solo le queda la falda de su niñera Cilia", que, a su juicio, es más peligrosa que él.

Desde Chile, donde participa en una conferencia, explicó que el Gobierno estadounidense ha ido tomando medidas graduales para imprimirle más fuerza al proceso de sanciones, porque lo más importante es proteger los activos del Estado venezolano en el exterior, que pueden ser puestos en venta o comprometidos por el narco-régimen de Maduro.

Pero aclaró que los venezolanos no podemos pedirle a ningún país que resuelva nuestros problemas, “estas sanciones solo pueden ayudarnos al proceso que desencadene el final”.

"Las sanciones no van a resolver definitivamente nuestra situación", además el presidente Juan Guaidó debe armar un gobierno de resistencia nacional que persiga “ese final”, aseveró.

Finalizó planteando que hay que tomar en serio las recomendaciones de países aliados y de altos funcionarios extranjeros que señalan que el diálogo no tiene sentido y menos aún unas elecciones con Maduro, lo cual sería un chiste. “Si desatendemos las recomendaciones que nos hacen, ¿a quién recurriremos después?”.

Dictaron medida a favor de menores discriminados en Instituto Escuela de Baruta

Woodstock

Creador del festival de Woodstock: no sabía que hacíamos historia