Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

"Atrapé a Maduro en un mal día": Bill Richardson relató cómo fue su reunión con el régimen

Bill Richardson, exgobernador de Nuevo México, en Estados Unidos, concluyó este viernes una misión especial de cuatro días en Venezuela; que pretendía abrir un canal directo con Nicolás Maduro. No obstante, fracasó en su primer objetivo: liberar 8 estadounidenses detenidos en Caracas.

El exembajador de EEUU en las Naciones Unidas reveló que su optimismo inicial, sobre asegurar la liberación rápida de al menos algunos de los prisioneros, se convirtió en decepción tras atrapar a Maduro "en un mal día".

Pese a esto, el viaje representó un esfuerzo diplomático significativo, puesto que Washington cortó los lazos con el régimen y cerró la embajada de EEUU a principios del pasado año. No obstante, oficialmente fue una misión humanitaria privada, pero fue "coordinado" con el Gobierno de Donald Trump.

En una entrevista telefónica con The Washington Post, Richardso dijo que la misión fue elaborada con la ayuda del representante especial de la administración Trump en Venezuela, Elliott Abrams, y el Enviado Presidencial Especial para Asuntos de Rehenes, Roger Carstens.

"Creo que perdieron la oportunidad de mejorar las cosas en el frente humanitario. Creo que es una puerta ligeramente abierta con un resultado decepcionante; que pensé que era posible. Persistiremos, pero dejaremos pasar un tiempo primero ", dijo.

Viaje de Bill Richardson a Venezuela

El estadista del Partido Demócrata llegó a Venezuela este lunes, y tuiteó su intención de hablar con Maduro. El cinco veces nominado al Premio Nobel de la Paz por su "diplomacia informal", comentó que contactó a un grupo de detenidos venezolanos a pedido de familiares.

En ese sentido, se incluyó a media docena de ejecutivos petroleros conocidos como "los 6 de Citgo", cinco de ellos con ciudadanía estadounidense y venezolana; detenidos por supuestos cargos de corrupción en 2017.

Asimismo, Richardson también solicitó la liberación de Luke Denman y Airan Berry, dos exboinas verdes estadounidenses detenidos en mayo durante una incursión marítima frustrado.

Richardson atendió una llamada telefónica con Maduro este martes, antes de su reunión cara a cara; en la cual estuvieron presentes los siguientes funcionarios del régimen: la vicepresidenta Delcy Rodríguez, el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, y Cilia Flores.

El exembajador de EEUU en las Naciones Unidas se negó a discutir la lista de "quejas" de Maduro durante las conversaciones. No obstante, un día previo a su reunión, un buque de la Marina de los EEUU, el destructor USS Pinckney, realizó operaciones frente a la costa venezolana y en aguas reclamadas por el régimen.

Se esperaba que Richardson pudiera asegurar la liberación de al menos algunos de los ejecutivos petroleros: Alirio Zambrano, José Luis Zambrano, Gustavo Cárdenas; Jorge Toledo, José Ángel Pereira y Tomeu Vadell.  Pero no ocurrió.

El pasado febrero, estos hombres fueron trasladados del arresto domiciliario al Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados