Bolívar es el estado con más casos de niños con labio y paladar hendido

Bolívar
Foto Caraota Digital

El 15 y 16 de agosto, la fundación Guayana Sonríe realizará una jornada de intervenciones quirúrgicas gratuitas a 30 de 62 niños con labio y paladar hendido, de acuerdo con los casos que ha llegado a la organización.

Los niños a operar provienen del estado Aragua, Delta Amacuro, Amazonas, Monagas, Anzoátegui y, principalmente, Bolívar, entidad que pasó del tercer puesto al primero con mayor incidencia en nacimientos de niños con labio y paladar hendido en el país.

Marianella Fuenmayor, una de las directoras junto con Esther Lazzarde, señaló que las causas de esta malformación congénita es multifactorial. Mencionó que la falta de consumo de ácido fólico, malnutrición y la contaminación por metilmercurio en la entidad, ha incidido en un repunte en casos de autismo, labio leporino y otras malformaciones congénitas.

De 15 a 20 niños que nacían con labio leporino, actualmente nacen al menos 40 al año. Destacó que la contaminación por dicho neurotóxico que afecta al ácido ribonucleico (ARN) de las células y el sistema nervioso, está relacionada con la minería indiscriminada en la entidad.

Fuenmayor recomendó con medida preventiva, el alto consumo de ácido fólico en pastillas, por vía intravenosa o consumiendo alimentos de hojas verdes, como la lechuga, el berro, la espinaca y la acelga.

Guayana Sonríe lleva 20 años de trayectoria como fundación, pero la labor social se inició hace más de 30 años con la Dra. María Eugenia Guevara Casal. Las jornadas se realizan con el apoyo de donaciones, principalmente de empresarios que se encargan de cancelar los gastos de insumos directamente a la empresa que los vende.

Actualmente hay una lista de espera de nueve niños para las operaciones. Estas operaciones a realizarse gratuitamente tienen un costo aproximado de entre 3.000 y 3.500 dólares en un centro privado.

La fundación desarrolla, además, los programas Dame teta, con el que educan a las madres para alimentar a los niños con esta malformación; Barriguita llena, con aportes semanales de latas de leche a niños desnutridos; y el programa Escuela, con el que se forman a las futuras generaciones de médicos para continuar con el trabajo de Guayana Sonríe.