Desidia ecosocialista: bosque de Uverito desaparece ante la mirada del régimen

Los incendios forestales en el suroeste de Monagas y su de Anzoátegui han acabado con 200 mil de las 600 mil hectáreas de pino caribe que se encuentran en el bosque de Uverito, el más grande sembrado por el hombre en todo el planeta.

Este desastre medioambiental tal vez sea inevitable, sin embargo, desde el régimen no se han tomado las medidas para minimizar el impacto del fuego y reforestar la zona.

Según el dirigente sindical de Maderas del Orinoco, William López, denunció que la empresa estatal tiene tres año sin sembrar nuevos árboles.

“Los incendios no se pueden controlar, sofocar o apagar por falta de equipos, incluso de uniformes. Los bomberos no están equipados, no están en la capacidad de extinguir el fuego”,  expresó a El Pitazo.

También alertó sobre la explotación indiscriminada del bosque, que está amenazando con acabar con este ecosistema.

“No existen viveros, los que habían en los campamentos fueron desmantelados”.

A parte de las malas estrategias ambientales, las malas condiciones laborales y el despido de  740 trabajadores han erosionado a la empresa.

Dile adiós a los calambres provocados por el entrenamiento

Dile adiós a los calambres provocados por el entrenamiento

A quien pueda interesar