Cerraron la basílica del Santo Sepulcro por medidas contra el coronavirus

Foto: Captura de pantalla

La basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, el lugar más sagrado para el cristianismo, cerró este miércoles sus puertas al menos durante una semana tras la imposición de nuevas restricciones de movimientos por parte del Gobierno israelí por el coronavirus, que resultaron también en el cierre de sinagogas y mezquitas.

La decisión, según explicó a la agencia de noticias EFE el portavoz del patriarcado latino de Jerusalén, Wadie Abunasar, podría prolongarse más allá de una semana, algo que podría afectar a la celebración de la Semana Santa.

El cierre de la basílica, que en los últimos días permanecía casi vacía tras la imposición de restricciones por parte de las diversas iglesias cristianas que la custodian, se suma al cierre de mezquitas y de todas las sinagogas de Israel, tras la decisión hoy del ministerio israelí de Sanidad de prohibir la actividad religiosa en sitios de culto cerrados.

Las nuevas restricciones impuestas hoy por Israel limitan casi totalmente los movimientos de la población, con contadas excepciones que incluyen salir a comprar comida, medicinas o productos esenciales, ir al médico, a donar sangre, hacer un procedimiento legal, al Parlamento o prestar ayuda a necesitados.

Sin gas ni electricidad y en cuarentena: fallas en servicios castigan a Mérida

Minecraft permitirá explorar la Estación Espacial Internacional en su modo educativo