Entre corrupción y apagones: Estos son los responsables de la crisis energética

Foto: Cortesía

El que fue uno de los mejores sistemas eléctricos del mundo, el venezolano, está actualmente devastado. Según los expertos, años de malas decisiones, de la implementación de políticas públicas desacertadas y de una corrupción desbordada.

El año ha sido sistemático y se ha destruido a la segunda hidroeléctrica del mundo, Guri, que llegó a tener una capacidad de generación de más de 10.000 megavatios.

Venezuela exportaba electricidad a países vecinos, pero ahora es víctima de un sistema que se ha debilitado con el pasar de los años. Los dos grandes apagones del año pasado, que afectaron a más de 90% del país y superaron más de 100 horas, en muchas regiones, son muestra de lo que han dejado la desidia y corrupción.

De acuerdo con Transparencia Venezuela, hay varios responsables del guión eléctrico:

Alí Rodríguez Araque, ministro de energía y minas (1999)

Fue el primer ministro de energía y minas de Hugo Chávez. Era conocido como "Comandante Fausto". Fue integrante del grupo guerrillero denominado Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN-1960-1970) que enfrentó a "los gobiernos de Pacto de Punto Fijo". Su gestión pública siempre afín a las directrices del sistema cubano.

Foto: Cortesía

Álvaro Luis Silva Calderón, ministro de energía y minas (2000)

Designado por el expresidente Hugo Chávez para reemplazar a Rodríguez Araque. Tenía 71 años al momento de su nombramiento. Fue redactor de la ley que nacionalizó la industria petrolera en 1975.

Foto: Cortesía

Rafael Darío Ramírez Carreño, ministro de energía y petróleo (2002)

El ingeniero Ramírez acumuló poder porque manejaba el dinero proveniente del petróleo, al ser uno de los hombres de confianza del fallecido Chávez. En su gestión se nacionalizaron las escasas empresas privadas del sector eléctrico.

El caso emblemático fue la compra de la Electricidad de Caracas por parte de Petróleos de Venezuela (PDVSA) por un monto de 740 millones de de dólares, que le dio origen a Corpoelec. Con Ramírez se afianzó un ciclo de deterioro del sector, por corruptelas y mal mantenimiento.

En 2005 se acordó la militarización de los centros de distribución y el "sabotaje" siguió ocurriendo. En 2009 comenzaron los apagones de envergadura.

Foto cortesía

Hipólito Izquierdo, presidente de Corpoelec (2008-2009)

Estuvo al frente del Plan de Expansión de Generación que tenía proyectado agregar 10.480 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional. En agosto de 2009 dijo que desde la llegada de Chávez la generación de energía eléctrica pasó de 19.500 megavatios a 23.280 MW en 2008. En octubre de 2009, Chávez anunció su destitución.

Foto: Cortesía

Ángel Rodríguez Gamboa, ministro (E) de energía eléctrica

Fue el primer ministro de energía eléctrica, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Estuvo en el cargo de 2009 a enero de 2010. Aplicó racionamiento eléctrico en varios estados del país (incluyendo centros comerciales y empresas básicas de Guayana), pero su plan falló en Caracas y al día siguiente (14 de enero de 2010) los destituyó.

Foto: Cortesía

Alí Rodríguez Araque, ministro de energía eléctrica (2010)

Regresó para dirigir las riendas de energía, incluyendo la presidencia de Corpoelec. Con Rodríguez Araque al frente se ejecutó la denominada "emergencia eléctrica" que decretó Chávez, quien delegó en los cubanos el problema, con el cuestionado ministro de tecnología de Cuba, Ramiro Valdéz Menéndez al frente. Instaurándose así el sistema cubano de electrificación.

Asimismo, se destinó un presupuesto mil millonario para modernizar el sector y proliferación los contratos exprés, sin licitación. Muchos se hicieron millonarios, con os denominados "bolichicos", pero el sector seguía en picada.

Foto: Cortesía

Rodolfo Navarro Díaz, ministro de energía eléctrica (2011)

Era viceministro de Seguimiento y Control del Servicio Eléctrico al momento de ser designado ministro encargado desde el 23 de marzo hasta el 3 de noviembre de 2011.

Alí Rodríguez Araque, ministro de energía eléctrica y presidente de Corpoelec (2011)

El "comandante Fausto" vuelve al cargo de ministro de 3 de noviembre de 2011 al 24 de enero de 2012. Durante este tiempo continuó al frente de Corpoelec.

Foto: Cortesía

Argenis Chávez, ministro de energía eléctrica y presidente de Corpoelec (2011)

El ingeniero eléctrico y hermano de Chávez. Estuvo en ambos cargos solo siete días, 23 al 30 de julio de 2011. Fue viceministro de desarrollo eléctrico. En 2012, extendió el tiempo de vigencia de contratos con la empresa Turbocare en perjuicio del erario público. Trabajadores de Corpoelec lo señalaron de causar pérdidas por 4.500 millones de dólares destinados al mejoramiento del sistema eléctrico.

Suscribió un documento complementario para la represa de Tocoma por más de 226 millones, obra que tiene más de 6 años de retraso y 272% de incremento de costo original.

Foto: Cortesía

Héctor Navarro, ministro de energía eléctrica (2012)

Durante su gestión se insistió en que las fallas obedecían al "sabotaje" por parte de "personas inescrupulosas". Salió del despacho en 2013. Fue suspendido ese mismo año de la dirección del PSUV por denunciar la gestión del régimen junto al ex vicepresidente de Planificación, Jorge Giordani.

Foto: Cortesía

Jesse Chacón, ministro de energía eléctrica y presidente de Corpoelec (2013)

Recién designado en este cargo anunció un plan para optimizar el servicio eléctrico. "Como yo sí creo en eficiencia o nada, si en 100 días no logramos lo que estamos previendo en el plan este señor que está aquí pone su renuncia", dijo es ese momento.

El proyecto fracasó pero no dejó el cargo sino hasta 2015. Suscribió dos documentos complementarios para la obra de Tocoma, por un monto de 1.046 millones de dólares. Este proyecto presentó más de 6 años de retraso y un incremento del costo original de 272%.

Foto: Cortesía

Luis Motta Domínguez, ministro de energía eléctrica y presidente de Corpoelec (2015 hasta la actualidad)

En su gestión continuó la versión del "sabotaje eléctrico" y del fenómeno de "El niño". Restringió el servicio eléctrico a los grande consumidores.

Jesús Ramón Veroes y Luis Alberto Chacín Haddad fueron acusados en marzo de 2019 por la Corte del Distrito Sur de Florida por conspiración de lavado de dinero. Se les señala como testaferros de Motta Domínguez. Veroes declarí que habían enviado transformadores a Corpoelec, pero eran solo compatibles con los sistemas en Cuba y Nicaragua.

Foto: Cortesía

Guaidó desafió al régimen por los apagones: "Nos encontrarás en la calle"

Siete salarios mínimos se necesitan para cubrir la canasta alimentaria en Caracas

Cendas: Canasta alimentaria superó los 24 millones de bolívares