En seis meses han fallecido seis pacientes de hemodiálisis del Seguro Social de La Guaira

nefrólogo Guaira
Foto: Cortesía

En entrevista exclusiva para Caraota Digital, el doctor Gustavo Jiménez, único nefrólogo de la Unidad de Hemodiálisis del hospital José María Vargas de La Guaira, habló de las condiciones de este servicio, que es el único de este tipo que hay en la entidad.

“Para que una Unidad de Diálisis funcione adecuadamente amerita mínimo cuatro nefrólogos y seis residentes. Esa ha sido una de las solicitudes hechas por los pacientes a la dirección del hospital. Me enviaron cinco estudiantes, y ellos no son médicos y no van a resolver los problemas que hay aquí. Es mejor pensar que los enviaron de apoyo para que aprendieran, para más nada”, dijo.

De las dos salas con que cuenta el centro de salud más importante del estado, la A tiene 7 máquinas operativas de 12; y la B tiene 11 operativas de 15.

“Se necesita una enfermera por cada dos máquinas; es decir, 54. Pero la realidad es que solo quedan 14 y cuatro de ellas tienen la intención de irse por algunas situaciones personales y otras laborales”.

Lamentó que en lo que va de año hayan fallecido seis pacientes, por lo que en la actualidad la plantilla se redujo a 45. “Más del 85% de los pacientes vienen dos veces a la semana, y yo vengo tres veces cuando mi contrato dice que debe ser dos veces a la semana. Sin embargo, algunos pacientes no lo entienden”.

El también internista y jefe del postgrado de Nefrología del hospital Vargas de Caracas señaló que entiende perfectamente el derecho que tienen los pacientes de exigir más especialistas. “Pero si ni siquiera la emergencia tiene la plantilla completa de especialistas, cómo lo va a tener una Unidad de Diálisis”.

Relató que la situación se complica aún más porque ni siquiera en Caracas las unidades de diálisis están 100% operativas: “En clínicas Caracas tiene ocho máquinas dañadas, en la Razetti se quemó toda la unidad, en El Llanito hay máquinas malas y en el Vargas está cerrada. Por eso no podemos referir a nuestros pacientes”.

Sobre las razones de la escasez de personal, explicó: “Primero la fuga de médicos, segundo a algunos no les gusta trabajar en hospitales pues nadie quiere venir de Caracas a Vargas y tercero los bajos sueldos”.

Alertó que hay problemas con los dializadores de la unidad. “Hay pacientes que están quedando sobrecargados. Aunque la depuración de urea está adecuada, debemos estudiar qué está pasando”.

Riesgo de contagio de hepatitis C es alto

El doctor Jiménez indicó que, lamentablemente, de los 45 pacientes que atiende el servicio hay 20 pacientes que no tienen los marcadores para hepatitis al día, y eso tiene tres meses. “Entendemos que hay quienes son muy pobres, que no estos exámenes no los realizan en ningún centro público, pero hay otros que sí tienen cómo practicárselos y no lo hacen. Ese es su deber”.

Recordó que hace dos años, antes de él llegar al servicio, hubo un problema por alta incidencia de hepatitis C. “En la actualidad hemos detectado seis casos, que han sido postransfusión. Y de no practicarse estos exámenes alguno puede estar positivo y corren el riesgo de infectar al resto”.

“Me tocó separar a los pacientes con hepatitis C y carga viral de los demás. Hay pacientes que han tenido miedo porque les ha salido positivo y no se hacen los marcadores por eso. El riesgo lo corren hasta las enfermeras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Grupo de Lima y la Unión Europea quieren "comerse" la Gran Manzana

Cuatro posiciones que te ayudarán a explorar 'la puerta de atrás'