Estafan a solicitantes de medicinas e insumos que hacen uso del "servicio público"

SAMSUNG CAMERA PICTURES

El nuevo modus operandi de los delincuentes es revisar minuciosamente los mensajes de solicitud de medicamentos e insumos que se publican como "servicios públicos" en los medios de comunicación y redes sociales y llaman a los solicitantes ofreciendo las medicinas.

Tal es el caso de la familia de Marcos Singer, solicitó el 6 de diciembre un servicio público porque requería una medicación para atender un cáncer muy avanzado.

A los pocos minutos, una mujer que se hizo llamar "María" lo contactó indicando que tenía el medicamento pero vivía en el estado Barinas, por lo que para enviarlo por un courier necesitaba que le transfiriera 396. 390 bolívares a su cuenta del Banco del Tesoro.

Le ofreció su número de cuenta y cédula para la transacción. La familia de Singer, ante la urgencia, procedió a realizar el trámite. A los pocos minutos "María" solicitó 120.000 bolívares más para terminar de completar el envío, que fueron transferidos inmediatamente.

La familia de Singer esperó la llegada del anhelado medicamento, pero fue en vano. La estafa ya se había consumado.

Una periodista necesitada 

Por su parte, una comunicadora social casi vive la misma experiencia de la familia Singer en septiembre de 2017. Tuvo la necesidad de publicar una solicitud de medicamentos usando el servicio público de su medio.

A los 40 minutos recibió la llamada de un hombre que le dijo que vivía en Puerto Ayacucho. Tenía las medicinas. Solo necesitaba una suma pequeña de dinero para enviarlas por un autobús. "¿Cómo haría tal cosa si estaba prohibido enviar medicamentos por líneas de transporte?", a lo que el hombre respondió que los guardaría bien en una caja de zapatos y procedió a darle sus datos bancarios.

Tal respuesta la  hizo dudar si seguir adelante con la operación, porque ante la notable insistencia del hombre, en media hora la volvió a llamar para decirle que no había recibido la transferencia.

Añadió que tenía prisa, pues, debía viajar esa misma tarde a Trinidad y Tobago. Entonces la periodista decidió cancelar la operación recibiendo una palabrota como respuesta.

Como estas historias hay muchas otras, los delincuentes se aprovechan de la necesidad de las personas, de la gravedad de sus enfermedades, muchos de ellos caen en esta trampa, otros se salvan.

Con información de El Nacional

¿Crees que tener hijos es aburrido? Estas fotos demuestran lo contrario

¿Crees que tener hijos es aburrido? Estas fotos demuestran lo contrario

EEUU aprueba sanciones contra gasoducto ruso Nord Stream 2