Fe y Alegría en crisis: más de mil docentes han renunciado en Carabobo, Aragua y Apure (Video y queja)

Foto: Dayrí Blanco

Fe y Alegría ya no es lo mismo. Sus directivos en Carabobo hacen lo posible por mantener la calidad educativa y es lo único que han logrado sostener en sus 65 años de servicio. Pero en medio de múltiples estrategias de contingencia para atacar la emergencia que se mide en la perdida de más de 200 integrantes del personal de la institución, y de 600 alumnos, quienes no aguantaron la dramática situación que se vive en el país.

Se trata de 20% de las mil 200 personas entre docentes, obreros, empleados y directivos de los planteles de Carabobo, Aragua y el Bajo Apure, y de 42% de los mil 400 estudiantes que han dejado las aulas, de acuerdo a la coordinadora zonal de la institución, Iris Meléndez.

Los motivos que han desatado este drama son diversos. "Por un lado, el transporte porque se les dificulta llegar, tenemos maestras que pagaban dos o tres camionetas, y después terminaron pagando solo una y caminando un gran trayecto para llegar a las escuelas".

También deciden renunciar porque lo que cobran no les alcanza ni para alimentarse. "Solo es posible cubrir dos o tres días de comida, y al no poder garantizar ni siquiera eso en sus hogares, que es lo más elemental, dejan de trabajar porque no les es rentable".

La salud es otro factor determinante. "Se les ha deteriorado de manera aguda, hay enfermedades de base que se fueron agravando por la ausencia de dinero para comprar las medicinas, o la escasez de los medicamentos en el mercado".

Ante esta situación se han tomado medidas de contingencia radicales, como la eliminación de secciones y turnos, y la reestructuración de los planes educativos por objetivos del conocimiento.

"Se unen salones, se pasan las matriculas de la tarde para la mañana porque es cuando tenemos disponibilidad de personal, y hay docentes que se encargan de varias materias dependiendo de su especialidad".

Se ha optado, además, por la incorporación de madres voluntarias, quienes son formadas con los planes de primeros auxilios educativos, para que asuman las horas de clases en las que no hay docentes.

Los servicios públicos también han afectado el día a día en los 11 planteles de Fe y Alegría en Carabobo. Por falta de agua se reduce el número de baños habilitados, mientras que las fallas eléctricas constituyen un grave problema porque no se sabe cuándo ni por cuánto tiempo se interrumpirá el servicio.

Carvajal coronavirus

Carvajal ironizó sobre el coronavirus: "¿Los jugadores somos inmunes?"

Maiquetía

El protocolo de prevención para el coronavirus llegó a Maiquetía "hace un mes"