Hace un año la ayuda humanitaria para Venezuela se hizo cenizas

Foto cortesía

Miles de venezolanos se ofrecieron como voluntarios para asegurar el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela desde Cúcuta, en donde se realizó un concierto con el fin de recolectar fondos benéficos.

El denominado «Venezuela Aid Live» (Música por Venezuela) organizado por Richard Branson, se celebró el 22 de febrero de 2019 en el puente internacional Las Tienditas en Cúcuta, Colombia en la frontera con Venezuela.

Foto: AFP

El evento musical es considerado actualmente como un hecho histórico que se ejecutó bajo el lema «dejen que las estrellas brillen para todos», puesto que al día siguiente se llevaría a cabo el ingreso de los camiones que resguardaban la ayuda humanitaria que habría sido donada por la comunidad internacional para intentar apaciguar la crisis venezolana.

La transmisión del evento fue censurada en el territorio venezolano por el régimen de Nicolás Maduro. Usuarios de las redes sociales reportaron la caída de la plataforma Youtube y se vio la caída de los canales Antena 3 Internacional y NatGeo.

El régimen quemó la esperanza de los venezolanos

Cuando miles de venezolanos y voluntarios se disponían a colaborar con el ingreso de los camiones con la ayuda humanitaria, el régimen de Nicolás Maduro ordenó que se efectuaran fuertes represiones contra aquellos que intentaban cruzar por la frontera colombo-venezolana.

Al menos cuatro personas murieron y otras 285 personas resultaron heridas en el marco del esfuerzo por conseguir que entraran al país toneladas de alimentos y medicinas a través de la frontera con Colombia, Brasil y Curazao.

El dolor, la rabia e indignación azotó a los venezolanos cuando se supo la noticia de que dos de los camiones que transportaba la ayuda humanitaria fueron envueltos en llamas cuando intentaban entrar a Venezuela.

Camión de ayuda humanitaria quemándose

«Frente a los incidentes que se están presentando en el Puente Internacional Francisco de Paula Santander, podemos confirmar la quema de dos de los vehículos que intentaban pasar las ayudas humanitarias», indicó a la prensa la estatal Migración Colombia en un comunicado.

Los dos vehículos que fueron envueltos por las llamas, conformaban la caravana de cuatro camiones que partieron desde el centro de acopio de ayuda humanitaria en Tienditas.

Testigos que estuvieron presentes en el lugar afirmaron que el incendio se produjo debido a «las cosas» que dispararon funcionarios de la Guardia Nacional bajo órdenes de Nicolás Maduro.

La diputada Gaby Arellano, quien integró el equipo organizado por Juan Guaidó para llevar los cargamentos desde Cúcuta a Venezuela, reportó que dos camiones fueron incendiados por agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que estaban bloqueando el avance de la caravana.

“La última decisión de Maduro fue quemar las gandolas (camiones) en territorio venezolano. En momentos del incendio los venezolanos decidieron salvar una de las cargas, colocarlas sobre otras de las gandolas”, dijo Arellano desde el lugar de los hechos.

Días antes de los hechos, Nicolás Maduro afirmó durante una rueda de prensa que la ayuda humanitaria donada por la comunidad internacional para ayudar a combatir los problemas de nutrición y salud, se trataba de un «show» y un «plan de intervención» estadounidense.

«La ayuda humanitaria la han convertido en un show. Venezuela no está en ninguna crisis, esa es una matriz de opinión fabricada desde Washington (…) Si realmente quieren ayudar levanten las sanciones», dijo Maduro.

«Ningún país se desarrolla con migajas ni mendicidad, es un paquete bonito (la ayuda humanitaria) pero que trata de encubrir el bloqueo (…) Nos están robando, es un robo a nuestras riquezas, ¡devuelvan los 10.000 millones de dólares para ayudar al pueblo venezolano!”, expresó Nicolás Maduro.

A su vez, Maduro responsabilizó a Colombia por participar en un «plan intervencionista» para derrocarlo. «Yo les pido que toda esa ayuda humanitaria la agarren y se la den al pueblo de Cúcuta, donde hay muchos problemas producto de la pobreza que supera el 70%», declaró.

 

Corea del Sur en alerta máxima por 602 casos de COVID-19

Cómo las pastillas anticonceptivas me llevaron a la «depre». Por Señorita Ninfómana