Hijos de la crisis: bebés mueren de desnutrición «mi hija nunca tomó un tetero de fórmula»

Foto: Cortesía.

A medida que Venezuela entra en su séptimo año de una depresión aplastante, los médicos están viendo un aumento en las tasas de mortalidad infantil.

Las tasas de mortalidad infantil habían disminuido significativamente en Venezuela desde la década de 1940, y casi se redujeron a la mitad en los 12 años posteriores a la toma de poder de Hugo Chávez en 1999.

Pero a medida que la nación  venezolana, entra en el séptimo año de una depresión aplastante esta tendencia se ha revertida en la  medida que los casos de desnutrición severa condenan a bebés a la tumba.

El pasado jueves 16 de enero una bebé de cuatro meses partió de este plano. Yaretzi López Pinto: nació el 14 de octubre de 2019 en El Callao, una ciudad vanguardista de la fiebre del oro en Bolívar, junto con una hermana gemela llamada Yaritzi.

Los familiares dicen que las hermanas nacieron sanas, incluso si Yaretzi tenía un peso ligeramente inferior a 2,2 kg (4,85 lb).

Al no poder pagar la fórmula para bebés, ahora mucho más allá de los medios de la mayoría de las familias venezolanas, la madre y la abuela de Yaretzi le dieron crema de arroz. Privada de los nutrientes que necesitaba para prosperar, Yaretzi se desvaneció.

Cuando fue ingresada en el hospital Ruiz y Páez la noche del domingo 12 de enero, débil, febril y con un recuento preocupantemente bajo de hemoglobina y una infección grave de la piel, Yaretzi tenía pocas posibilidades.

Los médicos le hicieron una transfusión de sangre con la esperanza de salvarla. Pero cuatro días después de ser admitido, alrededor de las 11 de la mañana del 16 de enero, la corta vida de Yaretzi llegó a su fin.

«No lo logró», dijo su madre mientras atendía al gemelo de Yaretzi, a pocos metros de la cama en la que había muerto su hermana.

El número exacto de muertes de bebes es imposible de saber. El gobierno de Venezuela no ha publicado cifras desde 2017, cuando un alarmante boletín del Ministerio de Salud reveló que 11,466 niños habían muerto el año anterior, un aumento del 30% en la mortalidad infantil, la información fue limpiada de internet.

En Bolívar, el estado más grande de Venezuela, los médicos y trabajadores sociales dijeron que estaban atendiendo a más y más niños con desnutrición severa.

«Ha habido un aumento increíble en los casos de desnutrición en el último año y medio o dos», dijo un médico de urgencias que pidió no ser identificado debido a la naturaleza políticamente sensible de la emergencia. «Tenemos tantos niños que sufren desnutrición severa de proteínas y calorías».

«Me enferma la situación», dijo uno de los médicos que habían tratado de salvar a Yaretzi, secándose las lágrimas de los ojos. Información publicada en Thevanguardia.com

Senado de EEUU aprueba limitar acciones militares de Trump contra Irán