«La Catrina» una vida entre glamour, drogas y armas (video: últimos minutos de vida)

Foto: Cortesía.

«La Catrina», con tan solo 21 años ya era jefa del grupo delictivo más grande de méxico, Cártel de la Nueva Generación de Jalisco (Cjng).

María Guadalupe López Esquivel era el nombre de la joven delincuente, en las redes sociales se mostraba sonriente haciendo gala de potentes armas de fuego enchapadas en oro y su seductora figura.

María Esquivel formaba parte de la red de mujeres sicarias del Cjng, las cuales se caracterizan por ser jóvenes y atractivas para engañar a los adversarios.

Con el auge del Cjng como uno de los cárteles más importantes en la escena del tráfico de las drogas en México, sus líderes han ampliado sus estrategias delictivas, optando por reclutar mujeres para laborar como sicarias.

Un informe de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola), una organización civil, señala que más de 3,000 mujeres han sido sentenciadas o acusadas por delitos relacionados con drogas en México. Se trata de una cifra en ascenso, advierte este reporte publicado en junio de 2019.

Solo en 2018 había 1,342 mujeres en ese país que por ese motivo estaban detenidas o en “prisión preventiva”Es decir, esperaban ser condenadas o liberadas. Dicha cifra significa el 26.3%de la población carcelaria femenil. La mayoría, como sucede en otros países latinoamericanos, fueron arrestadas por delitos menores (no violentos) vinculados al narcotráfico, según WOLA.

La DEA tiene en su lista de fugitivos a varias hispanas. Una de ellas, la mexicana Ana María Félix, alias ‘La Doña’ y ‘La Tía’, fue la jefa de una organización que compraba cargamentos de heroína en México, los cruzaba por la frontera y los vendía en el sur de California. Unos veinte hombres estaban bajo sus órdenes y varios fueron arrestados en una operación policial en 2010, que ella logró evadir.

trump

Equipo legal de Trump fustiga su juicio político y exige absolución

china

China anuncia cuarta muerte por virus de neumonía