Lagomarsino: yo le di el arma "a Alberto Nisman, es clarísimo que me tienen que investigar"

Diego Lagomarsino. EFE

Diego Lagomarsino, sospechoso de la muerte del fiscal Alberto Nisman por haberle entregado el arma que acabó con su vida.

Al cumplirse cinco años de la misteriosa muerte de su jefe, que el propio Nisman dirá a todo el mundo, en la otra vida, que su empleado no tuvo nada que ver en el fallecimiento.

"Yo el arma se la di a Alberto Nisman, es clarísimo que me tienen que investigar sin ninguna duda. Ahora, de ahí a decir que yo soy parte de un plan (...)", afirma en una entrevista.

"Dicen que yo se la di a un comando asesino, ¿quién sería tan estúpido en la vida de entregarle un arma a alguien a su nombre a un comando? Yo no creo que exista persona tan estúpida en el mundo como para hacer esto", asevera.

Lagomarsino, se considera un "personaje secundario" en la historia pero a quien parte de la sociedad argentina acusa de formar parte de un plan para matar a Nisman, incluida la Justicia.

El ingeniero informático, que siempre ha dicho que el fiscal le pidió la pistola para proteger a sus hijas, explica que la tenía porque a principios de siglo aprendió a tirar cuando quiso "probar algo nuevo".

Respecto a la cuenta millonaria que tenía en EEUU junto a Nisman y que en un momento lo incriminó, lo achaca a que a Nisman "mucha gente no le podía decir que no", y él pertenecía a ese grupo.

Al momento de su muerte, el fiscal estaba en el ojo del huracán por haber denunciado días antes a la entonces presidenta Cristina Fernández, ahora vicepresidenta, por supuestamente encubrir el atentado contra la mutua judía AMIA que dejó 85 muertos en Buenos Aires en 1994.

Lagomarsino fue el principal apuntado por aquel peritaje, que siempre ha criticado y que se llevó a cabo durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), y desde hace 26 meses lleva una tobillera electrónica que le impide alejarse a más de 100 kilómetros de su domicilio.

Un modelo de miseria y desigualdad

Hoy cumple años la ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama